Semanario Católico de Información y Formación

Lectio Divina - Evangelio Dominical



Jesús es muy inquieto (San Marcos: 1, 29-39)
-
Disminuir Texto Aumentar Texto Enviar por Email Imprimir

Meditación

En este primer momento de nuestro ejercicio nos preguntaremos porqué Jesús iba sanando y liberando a las personas del demonio en distintos momentos y lugares. (Nota: cuando usted haga por su cuenta el ejercicio propóngase una pregunta que le inquiete y haga silencio interior, como esperando de parte del Señor una respuesta. Luego comience a pensar posibles respuestas y verá que alguna de ellas ciertamente viene de Dios, a veces resulta útil escribir). En primer lugar Jesús cura a la suegra de Pedro en la casa, un lugar privado, el más íntimo, donde solamente los conocidos, los amigos son recibidos. Jesús no solamente sana o libera en un lugar religioso como era la sinagoga sino también en casa. Por lo tanto, también mi casa es un lugar donde Dios se hace presente. Luego, por la tarde Jesús fue al lugar más público del pueblo, a saber la plaza, en ella se dieron cita los que probablemente habían estado en la sinagoga o en la casa de Pedro y muchos otros que de oídas se enteraron. Jesús sigue sanando enfermos y liberando endemoniados. En esta perspectiva puedo comprender que lo que se inició en la sinagoga ahora sucede o tiene repercusiones más allá, la casa y la plaza. ¿Por qué Jesús no se conformó con el espacio sagrado? Esto me lleva a pensar que si Dios es bueno y el bien es difusivo, por lo tanto el bien que experimento en la Iglesia se difunde naturalmente a mi casa y las plazas donde me muevo. Dentro del texto leemos que Jesús no se conformó con quedarse en Cafarnaúm, sino que, para sorpresa de los discípulos, les dijo que debían dirigirse a otros poblados para anunciar allá la Buena Noticia. Esto también me hace pensar que Jesús no se conformó con hacerse famoso y hacer que la gente viniera a buscarlo sino que Él mismo se puso en movimiento, más allá de su ambiente confortable.

Contemplación

En este segundo momento le invito, querido lector, a formular una frase o tomar una que venga en el texto sagrado y repetirla interiormente. (Nota: la repetición interior de frases es una forma de contemplar, pero debe repetirse al menos unas 50 veces, puede ayudarse con un rosario). La frase que escojo es: “es necesario que vaya a otros pueblos para anunciar la Buena Noticia”… Después de un buen rato de repetirla se me viene a la mente otra frase más personal, como si Jesús me dijera “Salvador, es necesario que tú y Yo vayamos a otros pueblos a anunciar la Buena Noticia”… Esta frase también la repito muchas veces. Usted puede realizar este ejercicio tanto tiempo como quiera y con tantas frases como quiera.

Oración

Señor, en esta Lectio que realizo me doy cuenta lo inquieto que eres. No te conformaste con estar en el cielo, muy a gusto con el Padre en la Gloria, sino que saliste de allí para venir con nosotros. Una vez entre nosotros, quisiste comenzar tus señales milagrosas en la sinagoga que era el lugar religioso, pero quisiste ir más allá, a la casa de Pedro, luego a la plaza de la ciudad y por los caminos y poblados. Por esto te admiro, nunca te cansas de salirle al encuentro a las personas, de curarles sus enfermedades, librarlas del maligno, etc… Pero en esta ocasión también me has hecho pensar que yo también voy contigo, y ahora, tal vez quieras que sea yo tu boca, tus manos, tu mirada y tu corazón para que los demás sientan que Dios les sale al encuentro y los quiere. Y demostrárselos con signos concretos. A ti sea la gloria por siempre Señor.

Acción o compromiso

Amigo lector, piense qué le pide el Señor a propósito de la Lectio que hemos hecho. Por ejemplo, a mí me invita a considerar que Él está conmigo en todo lugar y momento, y que yo puedo hacerlo presente a los demás de la misma forma, ofreciendo un servicio, una palabra, una sonrisa o lo que sea  necesario para hacerles sentir que Dios los ama.

Escrito y/o Publicado por:

Pbro. Salvador Martínez Ávila
Articulista
http://www.desdelafe.mx/
contacto@desdelafe.mx
Otros Artículos »
AVISO LEGAL: Los textos publicados en este sitio han sido, en su mayoría, elaborados por "DESDE LA FE", publicación semanal editada por la Arquidiócesis Primada de México, A.R. y coordinada por el Departamento de Comunicación Social de la Arquidiócesis de México (COSAM) titular de los derechos de autor y explotación económica. Los textos, imágenes y vídeos publicados de terceros pueden estar sujetos a restricciones establecidas por los titulares de los derechos, en estos casos, su publicación estará acompañada de la fuente. Los contenidos elaborados por "DESDE LA FE" son libres de reproducir para fines de divulgación y promoción, con la única obligación de citar como fuente de proveniencia www.desdelafe.mx. Se prohíbe cualquier uso para fines comerciales o de explotación patrimonial.