Semanario Católico de Información y Formación

Lectio Divina - Evangelio Dominical



“Y ¡cómo le haces!”
-
Disminuir Texto Aumentar Texto Enviar por Email Imprimir

En una reunión de ex alumnos una persona me preguntó: “¿Y a qué te dedicas?”, a lo que respondí: “Soy sacerdote”, y con gran asombro exclamó: “¡Y cómo le haces!”.

Meditatio

Este domingo nos encontramos todavía al comienzo del tiempo ordinario, vamos apenas en el tercero, a la vez que estamos en los inicios del evangelio según San Marcos. Jesús, después de haber sido presentado y bautizado por Juan, es llevado por el Espíritu al desierto y, al regresar, nos encontramos con el texto de este domingo en el que Jesús proclama que “el tiempo se ha cumplido y el Reino de Dios está cerca” (v. 15)
Llama a sus cuatro primeros discípulos, unos dejan sus redes y otros a su padre, y con ello las seguridades económicas y los vínculos familiares o personales, para ir en pos de Jesús.

Contemplatio

Pero, ¿qué significa seguir a Jesús hoy en día?, ¿qué tenemos que dejar hoy para seguirlo, para vivir el Reino que ya está en medio de nosotros?
Como en toda la historia de nuestra fe, el hacer la voluntad de Dios no es algo fácil, algo que no requiere esfuerzo o se da suficientemente con nuestros ratos libres o una vez a la semana. Es enorme la lista de profetas, mártires y santos que veneramos por haber sabido integrar su fe a las necesidades de su tiempo, con valentía, con arrojo, con creatividad, con apertura, con paciencia y con sacrificio por las personas de su tierra.

Así, vemos la historia de Jonás (Primera Lectura), quien al inicio no quiere ir a Nínive, ciudad considerada como frívola, dedicada a otras cosas, menos a hacer la voluntad de Dios. ¡Claro que a nadie le gusta ir a molestar!, ¿quién quiere salir de su comodidad para tomar como suyas las causas de los demás? Es por eso que cuando alguien hace de las necesidades de su comunidad su proyecto de vida, resulta “raro”, incomprensible o hasta incómodo en algunos casos. Porque meterse en los problemas de la colonia o la delegación, para pedir respuesta justa a las necesidades de la cuadra o de los ancianos o de aquellos que no tienen hogar, es algo inalcanzable para quien se conforma de la vida que tiene.

Por eso, seguir a Jesús hoy día, en nuestra ciudad, debe comportar un número más grande de desafíos, porque no entiendo a quienes nos llamamos cristianos y tiramos basura por doquier, no respetamos a los peatones o hasta nos ofendemos con los demás conductores, nos alteramos y gritamos en nuestras casas o damos “mordida” para “dejar ahí el asunto”. Seguir a Jesús en la Ciudad de México, implicaría una serie de acciones cotidianas que se convierten en un verdadero desafío para todos los que vivimos en esta megalópolis. Pero existe la esperanza de lograrlo, de manera que las familias, las personas que dedican su vida al servicio de los demás, o quienes lo hacen en la vida consagrada, más de alguna vez tendrán que enfrentar el asombro o la incomprensión de otros que se preguntan: “¿Y cómo le haces?”

Oratio

Señor Jesús, aunque parezca casi imposible, te pedimos especialmente esta semana, que nos ayudes a vivir unidos, principalmente con aquellos con quienes no compartimos las mismas ideas o convicciones, para que así podamos vivir tranquilos, como Tú quieres.

Actio

Esta semana dejemos de hacer cosas que ofendan a quienes viven a nuestro alrededor, como el tirarles basura cerca de su casa, agredirles de palabra o con el coche, no demos mordidas, seamos amables y ofrezcámoslo por la unidad de los cristianos.

Escrito y/o Publicado por:

"Desde la Fe" Redacción
Semanario "Desde la Fe"
http://www.desdelafe.mx/
contacto@desdelafe.mx
Otros Artículos »
AVISO LEGAL: Los textos publicados en este sitio han sido, en su mayoría, elaborados por "DESDE LA FE", publicación semanal editada por la Arquidiócesis Primada de México, A.R. y coordinada por el Departamento de Comunicación Social de la Arquidiócesis de México (COSAM) titular de los derechos de autor y explotación económica. Los textos, imágenes y vídeos publicados de terceros pueden estar sujetos a restricciones establecidas por los titulares de los derechos, en estos casos, su publicación estará acompañada de la fuente. Los contenidos elaborados por "DESDE LA FE" son libres de reproducir para fines de divulgación y promoción, con la única obligación de citar como fuente de proveniencia www.desdelafe.mx. Se prohíbe cualquier uso para fines comerciales o de explotación patrimonial.