Semanario Católico de Información y Formación

Lectio Divina - Evangelio Dominical



Lectio Divina: “¡Vayan por todo el mundo!”
-
Disminuir Texto Aumentar Texto Enviar por Email Imprimir

Lectura del Santo Evangelio

En aquel tiempo, los once discípulos se fueron a Galilea y subieron al monte en el que Jesús los había citado. Al ver a Jesús, se postraron, aunque algunos titubeaban.

Entonces, Jesús se acercó a ellos y les dijo: "Me ha sido dado todo poder en el cielo y en la tierra. Vayan, pues, y hagan discípulos a todos los pueblos, bautizándolos en el nombre del Padre y del Hijo y del Espíritu Santo, y enseñándoles a cumplir todo cuanto yo les he mandado; y sepan que yo estoy con ustedes todos los días, hasta el fin del mundo".

Palabra del Señor. Gloria a ti, Señor Jesús.  (Mt 28,16-20)

 

 

1.     Lectio: ¿Qué dice el texto?

En estos breves versículos, se narra la manifestación del Resucitado a los discípulos; aunque es importante subrayar que, en la intención del evangelista, se une de una manera extraordinaria la Resurrección y Ascensión de Jesús con el Envío Misionero. De hecho, este último aspecto desarrollará en el presente texto.

Por otra parte, es importante notar que si bien, el ministerio público de Jesús (según Mateo) estaba centrado para la Casa de Israel (Mt 10,5), con su Muerte y Resurrección, se instaura el momento para el envío a todos los pueblos. De esta forma, la misión conlleva la vivencia del discipulado (del enviado) para hacer discípulos en, por y para Cristo.

2.     Meditatio: ¿Qué me dice el texto?

Una circularidad que denota Mateo corresponde al Apostolado – Bautismo y Bautismo – Apostolado. En efecto, los apóstoles son enviados para bautizar y enseñar (hacer discípulos), y quien es bautizado es, igualmente, enviado para anunciar el misterio de Cristo. No se trata de imponer el Evangelio sino de anunciar con la vida misma, la alegría del Señor resucitado.

En este Domingo Mundial de las Misiones (DOMUND) que no sea un día en que desahogamos nuestro compromiso misionero con una pequeña oración y donativo por los misioneros; sino más bien, sea la oportunidad para tomar conciencia de nuestro compromiso personal, recordando que un lugar al que continuamente somos enviados es nuestra propia familia.

3.     Oratio: ¿Qué me hace decir el texto?

Tu Ascensión, Señor resucitado, no quiere decir lejanía de nosotros. Te has hecho hombre sin dejar de ser Dios, para hacerte peregrino de nuestras alegrías y tristezas, de nuestras penas y esperanzas. Los apóstoles contemplan el momento en que vuelves al Padre, pero también aprecian que tu reinado se extiende a toda creatura; no hay límite alguno para tu soberano amor. Y yo tengo la alegría de encontrarme día a día contigo: en tu Palabra que me ilumina, en el Pan partido que me nutre, en tu rostro que veo en el hermano. Tu cercanía me confiere responsabilidad de hacer presente tu Reino de amor y justicia, que ha de concretarse en la vivencia de aquella sentencia final: “cuanto hiciste a uno de estos hermanos míos más pequeños, a mí me lo hiciste”.

4.     Actio: ¿Qué me motiva a hacer el texto?

Cuando los discípulos ven a Jesús, ellos lo reconocen y se postran; este es un gesto no solo de adoración, sino que en el texto, aparece como la disponibilidad y la obediencia para ser enviados. Te quisiera invitar a que dediques un momento de adoración delante del Santísimo, y puedas apreciar que para ser enviado se necesita ser discípulo, y como, en aquel momento de adoración se convierte en disposición e impulso para compartir cuanto el Señor ha hecho por ti. 

Escrito y/o Publicado por:

"Desde la Fe" Redacción
Semanario "Desde la Fe"
http://www.desdelafe.mx/
contacto@desdelafe.mx
Otros Artículos »
AVISO LEGAL: Los textos publicados en este sitio han sido, en su mayoría, elaborados por "DESDE LA FE", publicación semanal editada por la Arquidiócesis Primada de México, A.R. y coordinada por el Departamento de Comunicación Social de la Arquidiócesis de México (COSAM) titular de los derechos de autor y explotación económica. Los textos, imágenes y vídeos publicados de terceros pueden estar sujetos a restricciones establecidas por los titulares de los derechos, en estos casos, su publicación estará acompañada de la fuente. Los contenidos elaborados por "DESDE LA FE" son libres de reproducir para fines de divulgación y promoción, con la única obligación de citar como fuente de proveniencia www.desdelafe.mx. Se prohíbe cualquier uso para fines comerciales o de explotación patrimonial.