Semanario Católico de Información y Formación

Lectio Divina - Evangelio Dominical



Lectio Divina : “El Espíritu del perdón”
-
Disminuir Texto Aumentar Texto Enviar por Email Imprimir

Lectura del Santo Evangelio

Al anochecer de aquel día, el día primero de la semana, estaban los discípulos en su casa, con las puertas cerradas por miedo a los judíos. Y en esto entró Jesús, se puso en medio y les dijo: “la paz esté con ustedes”. Y, diciendo esto, les enseñó las manos y el costado. Y los discípulos se llenaron de alegría al ver al Señor. Jesús repitió: "Paz a vosotros. Como el Padre me ha enviado, así también os envió yo." Y, dicho esto, exhaló su aliento sobre ellos y les dijo: "Recibid el Espíritu Santo; a quienes les perdonéis los pecados, les quedan perdonados; a quienes se los retengáis, les quedan retenidos." (Jn 20,19-23)

 

 

El Espíritu del perdón

P. Julián López Amozurrutia

 

Lectura

En su discurso de despedida, Jesús había anunciado que, tras su partida, enviaría a los discípulos otro “paráclito”, que los defendería, los confortaría y los guiaría a la plenitud de la verdad. En el marco mismo de la resurrección, esta promesa se cumple. Tras saludarlos reiterándoles la paz como el don mesiánico por excelencia, sopla sobre ellos y les dice que reciban al Espíritu Santo. Antes, les confía la misión como extensión del envío que el Padre le encomendó a Él mismo. Y el fruto inmediato del don del Espíritu es el perdón, el perdón capaz de restablecer la paz. Así como Jesús pudo proclamar el perdón de los pecados a quienes lo suplicaran con humildad y fe, ahora los apóstoles han de hacer extensivo el perdón de Dios a quienes se abran a recibirlo.

 

Meditación

El gran día de la Pascua, que se ha extendido para nosotros como una gran celebración cincuentenaria, culmina con el don del Espíritu. La gran herencia del que la Iglesia es depositaria, es la paz del Espíritu, consecuencia del amor infinito del Padre, manifestado y realizado en la muerte y resurrección de Cristo. La encomienda de los apóstoles de portar al mundo el perdón divino se actualiza en cada cristiano. A nuestro alrededor, muchas son las voces que claman “venganza” ante los más diversos atropellos. Se llega a imaginar que la justicia consiste solamente en que los culpables de la maldad paguen por sus delitos. En el nivel humano, esto incluye, indudablemente, algo de verdad. Pero desde el proyecto de Dios, falta lo esencial. Los afanes justicieros no borran el resentimiento y la tristeza. El Evangelio nos lleva más lejos. Sólo en el perdón hay redención. Sólo con Él se rompen las espirales de violencia. Requerimos pedirlo como un don, como el don pascual, que se nos entrega con el Espíritu Santo.

 

Oración

Señor Jesús, creo en el perdón. Creo en el perdón que tú me has ofrecido de parte del Padre, y que sellas en mi corazón con tu Espíritu. Creo en el perdón para el cual has hecho instrumento a tu Iglesia, en sus instituciones sacramentales y en el testimonio de sus hijos. Pero descubro también la inmensa incapacidad de mis fuerzas para ejecutarlo. Con todo, necesito perdonar. Quiero perdonar. Tú has prometido que nunca negarías el don del Espíritu a quien te lo pidiera con sinceridad. Mándame tu Espíritu, para elevarme a la dignidad del perdón, a la posibilidad de perdonar. Concédeme ser un medio eficaz que dilate tu fuerza pascual en medio de las heridas y los rencores de la sociedad.

 

Contemplación

Me descubro confirmado en el perdón por mis pecados y mensajero del perdón de Dios a mis hermanos. Siento el soplo de Jesús sobre mi rostro, que renueva mis fuerzas y me lanza a la novedad de su paz.

 

Acción

Perdonaré de corazón. En el instante en que me sienta tentado por la revancha, imploraré al Espíritu que todo lo renueva.

 

Escrito y/o Publicado por:

"Desde la Fe" Redacción
Semanario "Desde la Fe"
http://www.desdelafe.mx/
contacto@desdelafe.mx
Otros Artículos »
AVISO LEGAL: Los textos publicados en este sitio han sido, en su mayoría, elaborados por "DESDE LA FE", publicación semanal editada por la Arquidiócesis Primada de México, A.R. y coordinada por el Departamento de Comunicación Social de la Arquidiócesis de México (COSAM) titular de los derechos de autor y explotación económica. Los textos, imágenes y vídeos publicados de terceros pueden estar sujetos a restricciones establecidas por los titulares de los derechos, en estos casos, su publicación estará acompañada de la fuente. Los contenidos elaborados por "DESDE LA FE" son libres de reproducir para fines de divulgación y promoción, con la única obligación de citar como fuente de proveniencia www.desdelafe.mx. Se prohíbe cualquier uso para fines comerciales o de explotación patrimonial.