Semanario Católico de Información y Formación

Lectio Divina - Evangelio Dominical



Lectio Divina : “Vayan y sean discipulos”
-
Disminuir Texto Aumentar Texto Enviar por Email Imprimir


Lectio Divina: “Vayan y sean discipulos”

Reflexión

Jesucristo es el Hijo de Dios que vino a este mundo para salvarlo. En el discurso que leemos hoy podemos ver su último discurso cerrando el evangelio y mandando a sus apóstoles a todas las naciones. En un primer término vale la pena detenernos a considerar que, a no ser que yo sea judío, es gracias a este envío que yo he podido tener acceso a la salvación… (espacio de silencio interior) En este momento puedo recordar quién fue la persona que me habló de Dios por primera vez. Tal vez fue nuestra mamá o la abuelita o abuelito, pudo haber sido algún hermano o hermana mayor o bien un catequista de la parroquia. Quien haya sido, fue alguien que asumió el envío de Jesucristo para que yo lo conociera. Ahora también puedo preguntarme, a quiénes he evangelizado yo, quién ha recibido de mi parte la noticia alegre de que Dios lo o la ama. Tal vez también haya sido mi función enseñar a alguien a observar los preceptos de Jesús, educar el estilo de vida según Jesús es también parte de la evangelización. La conclusión del discurso reza diciendo: yo estaré con ustedes hasta el final de los tiempos”, ¿Qué quiso decir el Señor? ¿Cómo podrá ser su presencia?... (espacio de silencio interior)¿Puedo recordar alguna ocasión en mi vida en que el Señor me haya hecho sentir su presencia?... (espacio de silencio interior) Jesús hace sentir su presencia a lo largo de nuestra vida de muchas maneras, por ejemplo cuando leí o escuché su palabra en la Sagrada Biblia, cuando lo recibí en un sacramento, o cuando vi que sucedió algo muy bueno y me vino espontáneamente el pensamiento de dar gracias a Dios por su intervención… (espacio de silencio) Podría también suceder que, como nunca me he planteado la pregunta, tampoco podría decir, a ciencia cierta, cuándo he sentido su presencia. En este caso, situándome en ambiente de oración podría pedirle al Señor que me iluminara para entender cuándo me manifestó su presencia.

Contemplación

Seguramente alguna vez hemos visto una estampa o una escultura de Jesús resucitado. Les invito a contemplar a Jesús resucitado, presente y hablando, irradia vida y felicidad, irradia plenitud. Entretengámonos en mirarlo quietamente sin pensar ni discurrir, solo Él, sólo su presencia (espacio de silencio interior). Un segundo ejercicio contemplativo es apropiarme los mandatos del Señor, por ejemplo me puedo apropiar el “vayan y hagan discípulos”, de esta forma: “ve y haz discípulos”. Repitamos muchas veces interiormente esta frase de tal manera que me la apropie y de verdad crea que soy enviado por Cristo.

Oración

Señor Jesús glorioso y resucitado, creo que todo poder y gloria te ha sido concedido en el cielo y en la tierra. Creo también que Tú eres el Señor de toda la humanidad, y por este motivo enviaste a tus apóstoles a hacer discípulos en todas las naciones. Mira el tiempo que nos toca vivir, un tiempo en el que tu presencia poderosa se diluye en medio de muchísimo ruido y superficialidad de vida. Cumple tu promesa de acompañarnos y en las circunstancias actuales danos valentía para seguir saliendo a hacer discípulos, a bautizar y enseñar a practicar lo que Tú nos mandaste. Amén

Compromiso

Hay un campo que se nos ha asignado a cada uno de nosotros para que por medio de palabras y obras anunciemos al Señor. Se trata de nuestra familia, nuestro ambiente escolar o laboral y nuestro barrio. Hagamos un pequeño compromiso  de hablar más con los que me rodean de lo bueno que ha sido el Señor con nosotros.

Escrito y/o Publicado por:

"Desde la Fe" Redacción
Semanario "Desde la Fe"
http://www.desdelafe.mx/
contacto@desdelafe.mx
Otros Artículos »
AVISO LEGAL: Los textos publicados en este sitio han sido, en su mayoría, elaborados por "DESDE LA FE", publicación semanal editada por la Arquidiócesis Primada de México, A.R. y coordinada por el Departamento de Comunicación Social de la Arquidiócesis de México (COSAM) titular de los derechos de autor y explotación económica. Los textos, imágenes y vídeos publicados de terceros pueden estar sujetos a restricciones establecidas por los titulares de los derechos, en estos casos, su publicación estará acompañada de la fuente. Los contenidos elaborados por "DESDE LA FE" son libres de reproducir para fines de divulgación y promoción, con la única obligación de citar como fuente de proveniencia www.desdelafe.mx. Se prohíbe cualquier uso para fines comerciales o de explotación patrimonial.