Semanario Católico de Información y Formación

Lectio Divina - Evangelio Dominical



“La cruz de cada día”
-
Disminuir Texto Aumentar Texto Enviar por Email Imprimir
Lectura del Santo Evangelio
Una vez que Jesús estaba orando solo, en presencia de sus discípulos, les preguntó: “¿Quién dice la gente que soy yo?” Ellos contestaron: “Unos que Juan el Bautista, otros que Elías, otros dicen que ha vuelto a la vida uno de los antiguos profetas”. Él les preguntó: “Y ustedes, ¿quién dicen que soy yo?” Pedro tomó la palabra y dijo: “El Mesías de Dios”. Él les prohibió terminantemente decírselo a nadie. Y añadió: “El Hijo del hombre tiene que padecer mucho, ser desechado por los ancianos, sumos sacerdotes y escribas, ser ejecutado y resucitar al tercer día”. Y, dirigiéndose a todos, dijo: “El que quiera seguirme, que se niegue a sí mismo, cargue con su cruz cada día y se venga conmigo. Pues el que quiera salvar su vida la perderá, pero el que pierda su vida por mi causa la salvará”. (Lc 9, 18-24)



Meditación
El texto de este domingo, conocido como “La profesión de fe de Pedro”, se sitúa dentro del anuncio del Reino de Dios en el Evangelio de Lucas; comenzado por el discurso en la sinagoga de Nazareth, seguido por la elección de los discípulos y acompañado de una serie de señales, de milagros realizados por Jesús. 
Concretamente, antes de este texto, en el mismo capítulo 9, acaba de realizar la multiplicación de los panes; Jesús, que les venía hablando de lo que implicaba la misión de quienes lo quisieran seguir, retoma el tema diciendo, “denles ustedes de comer” (Lc 9,13). Difícil de entender seguramente para los discípulos, porque apenas diez versículos antes les indicaba que no llevaran ni pan, ni dinero, ni nada para el viaje.
Leemos en el texto de este domingo lo que implica la misión de seguir a Cristo. Se requiere: negarse a sí mismo, tomar la cruz de cada día y entonces sí, ¡seguirlo!

Contemplación
Recapitulando, si Jesús les pide primero que no lleven nada de recursos materiales, pan, dinero, dos túnicas, etcétera, y luego les pide que den de comer a multitudes, podemos entender el porqué de la pregunta y la necesidad de profesar claramente la fe antes de emprender la maravillosa aventura de la evangelización. Quería, tal vez, cerciorarse antes que estaban claros de que Él era el Mesías, el ungido de Dios.
El Papa Emérito Benedicto XVI llegaba a la misma conclusión al final de la primera parte de su encíclica: Dios es Amor (Deus Caritas est) al afirmar: “al verlo con los ojos de Cristo, puedo dar al otro mucho más que cosas externas necesarias: puedo ofrecerle la mirada de amor que él necesita” (DCE 18)
Con lo anterior, podemos concluir que aquellos que queramos seguir a Jesús no podemos estar buscando la propia gloria, el beneficio o interés personal, tal vez sea así para otros, pero no para el cristiano; nuestros intereses personales, cuando no están en sintonía con la voluntad de Dios, se convierten en un obstáculo para la relación con Él y para la relación con el hermano.
Cuántas veces no hemos visto a personas que, apenas se les pide cuentas de cómo han administrado las tareas y recursos que les fueron confiados, y caen enfermos; casi milagrosamente después de gozar de salud y viajar, se encuentran ahora necesitados de la mayor vigilancia y cuidado médico, porque está en riesgo su salud. ¡Claro!, porque el que se busque a sí mismo, se perderá, pero quien empeñe su vida por la causa de Cristo y del Evangelio, del amor y servicio a los otros, vivirá en abundancia.

Oración
Señor, te pido por favor que lo que me has encomendado en esta vida lo pueda realizar con honestidad, con transparencia; que no llegue a poner en primer lugar mis intereses antes que los de tu amor y tu Reino. Que pueda tomar mi cruz de cada día, como el pan que Tú nos das.

Acción
Esta semana busquemos ayudar a que en nuestro trabajo, parroquia, escuela, etc. hagamos lo que nos corresponde y no sólo lo que convenga a nuestros intereses y así,  podamos llevar detrás de Jesús, nuestra cruz de cada día.

Escrito y/o Publicado por:

"Desde la Fe" Redacción
Semanario "Desde la Fe"
http://www.desdelafe.mx/
contacto@desdelafe.mx
Otros Artículos »
AVISO LEGAL: Los textos publicados en este sitio han sido, en su mayoría, elaborados por "DESDE LA FE", publicación semanal editada por la Arquidiócesis Primada de México, A.R. y coordinada por el Departamento de Comunicación Social de la Arquidiócesis de México (COSAM) titular de los derechos de autor y explotación económica. Los textos, imágenes y vídeos publicados de terceros pueden estar sujetos a restricciones establecidas por los titulares de los derechos, en estos casos, su publicación estará acompañada de la fuente. Los contenidos elaborados por "DESDE LA FE" son libres de reproducir para fines de divulgación y promoción, con la única obligación de citar como fuente de proveniencia www.desdelafe.mx. Se prohíbe cualquier uso para fines comerciales o de explotación patrimonial.