Semanario Católico de Información y Formación

Lectio Divina - Evangelio Dominical



Lectio Divina: El Paráclito hará que recuerden y les explicará todo
-
Disminuir Texto Aumentar Texto Enviar por Email Imprimir
Lectura del Santo Evangelio
Al anochecer de aquel día, el día primero de la semana, estaban los discípulos en su casa, con las puertas cerradas por miedo a los judíos. Y en esto entró Jesús, se puso en medio y les dijo: “La paz esté conustedes”. Y, diciendo esto, les enseñó las manos y el costado. Y los discípulos se llenaron de alegría al ver al Señor. Jesús repitió: “La paz esté con ustedes. Como el Padre me ha enviado, así también los envió yo”. Y, dicho esto, exhaló su aliento sobre ellos y les dijo: “Reciban el Espíritu Santo; a quienes les perdonen los pecados, les quedarán perdonados; a quienes se los retengan, les quedan retenidos”. (Jn 20,19-23)

El Paráclito hará que recuerden y les explicará todo

¿Qué dice el texto?
En este domingo de Pentecostés, la Liturgia de la Palabra nos presenta, a través del Evangelio según san Juan, al Espíritu Santo, bajo el título del Paráclito. ¿Qué significa este término? Paráclito proviene del griego (Paráklētos) que significa “Abogado”, “Auxiliador”; de esta forma, se expresa que el Espíritu Santo descenderá para entrar en lo íntimo de los corazones y conducirlos a la Verdad que es Cristo (“Yo soy el Camino, la Verdad y la Vida”) y en Él entrar en el conocimiento del Padre (“Nadie va al Padre si no es por mí”). 

El texto es sumamente interesante, porque el amor del discípulo conlleva un elemento específico: guardar sus palabras. ¿Qué quiere decir esto? Por una parte, quiere significar una pertenencia de amor (“mi Padre y yo vendremos a él”) ,un don que tiene siempre su iniciativa en Dios; pero también, expresa la manera concreta como el discípulo puede corresponder a este amor, pues guardar las palabras de Cristo sólo se puede realizar poniéndolas en práctica sin hipocresías ni ambigüedades. 

¿Qué me dice el texto?
La ola de violencia que azota a nuestro país genera desesperación, temor, miedo, inseguridades. A esto le sumamos la deshonestidad y la corrupción de quienes deben velar por el bien de la ciudadanía y proteger la dignidad de todo ser humano. Entre el crimen organizado y la ley del aborto se ha creado una cultura inhumana y, por ende, de muerte. 

Sin embargo, en esta real amargura e impotencia, el Evangelio nos introduce en el calor de la esperanza, dirigiendo nuestra atención a la acción vivificante del Paráclito, quien nos guía en el costado de Cristo a contemplar el “corazón humano de Dios”; Él, en su amor, nos llama a ser discípulos dóciles para que aprendamos a llevar el peso de los que sufren, y a suscitar en nuestras comunidades parroquiales y familias una «espiritualidad de comunión», capaz de generar vida con acciones concretas.

¿Qué me hace decir el texto?
Padre misericordioso, que guías el universo con sabiduría y amor; te pedimos humildemente nos fortalezcas en el amor por la gracia de tu Espíritu, para que en tu Hijo amado, florezca en nuestra patria la justicia y la concordia, se acreciente la honestidad de los ciudadanos y la inteligencia de los gobernantes hacia un verdadero progreso en la paz. Amén.

¿Qué me motiva a hacer el texto? 
Ser discípulos dóciles conlleva a conservar las palabras del Señor haciéndolas vida, sabiendo que el Espíritu Santo te ilumina para que te adentres en este amor divino. Ante esta gratuidad, pregúntate para actuar: ¿Dedicas un tiempo a Dios en tu vida diaria? ¿Qué has hecho por el hermano de tu colonia o de tu trabajo que tiene hambre de Dios y sólo ha encontrado el “pan cotidiano” de la indiferencia? ¿Crees que es suficiente profesar a Cristo con la boca y no con las obras? ¿Qué estás dispuesto a comprometerte para ser testigo de Cristo en el Espíritu?
Escrito y/o Publicado por:

"Desde la Fe" Redacción
Semanario "Desde la Fe"
http://www.desdelafe.mx/
contacto@desdelafe.mx
Otros Artículos »
AVISO LEGAL: Los textos publicados en este sitio han sido, en su mayoría, elaborados por "DESDE LA FE", publicación semanal editada por la Arquidiócesis Primada de México, A.R. y coordinada por el Departamento de Comunicación Social de la Arquidiócesis de México (COSAM) titular de los derechos de autor y explotación económica. Los textos, imágenes y vídeos publicados de terceros pueden estar sujetos a restricciones establecidas por los titulares de los derechos, en estos casos, su publicación estará acompañada de la fuente. Los contenidos elaborados por "DESDE LA FE" son libres de reproducir para fines de divulgación y promoción, con la única obligación de citar como fuente de proveniencia www.desdelafe.mx. Se prohíbe cualquier uso para fines comerciales o de explotación patrimonial.