Semanario Católico de Información y Formación

Lectio Divina - Evangelio Dominical



Lectio Divina : Así como yo les he amado
-
Disminuir Texto Aumentar Texto Enviar por Email Imprimir
Lectura del Santo Evangelio
Cuando salió Judas del cenáculo, dijo Jesús: “Ahora es glorificado el Hijo del hombre, y Dios es glorificado en Él. Si Dios es glorificado en Él, también Dios lo glorificará en sí mismo: pronto lo glorificará. Hijos míos, me queda poco de estar con ustedes. Les doy un mandamiento nuevo: que se amen unos a otros; como yo les he amado, ámense también entre ustedes. La señal por la que conocerán todos que son discípulos míos será que se aman unos a otros”. (Jn. 13,31-33.34-35)

Así como yo les he amado


Meditación
En el quinto domingo de Pascua, este año escuchamos en el Evangelio según san Juan, el texto conocido o apodado como “El mandamiento nuevo”, el cual se da en un contexto de amistad, de intimidad, porque antes de hablar de estas cosas, Jesús había lavado los pies a sus amigos, ya no a sus siervos, sino a sus “amigos”.

Sólo unos versículos antes, les acaba de preguntar: “¿Entienden lo que acabo de hacer con ustedes?” (v. 12) y, ante el asombro de sus discípulos, Él mismo se respondió: “Si Yo, que soy el maestro, les he lavado los pies, también ustedes...” (v. 14)

Quien medita el breve texto que escuchamos en la Misa dominical, podría volver a preguntar a Jesús, ¿cómo es que hay que amarnos los unos a los otros?, ante lo que seguramente Él volvería a responder: “Así como Yo les he amado”.

Ya en Levítico 19,18; la ley de Moisés prescribía: “No te vengarás, ni guardarás rencor contra los hijos de tu pueblo, sino que amarás a tu prójimo como a ti mismo”.

Y la misma comunidad de san Juan reporta en sus cartas sus enseñanzas al respecto, explicando que quien ama a su hermano, permanece en la luz, pero quien le odia, está en las tinieblas y no sabe dónde va, porque las tinieblas han cegado sus ojos. 1 Jn. 2,7-11; y Dios es amor, así que, quien ama, permanece en Dios y Dios en él. 1 Jn. 4, 7-11.

Contemplación
Hace algunos meses vivía en la parroquia una persona que no tenía casa; habitaba en un huequito que formaba la reja de la entrada, pero si llovía, se mojaba; si hacía frío, se envolvía en unas cobijas que conservaba casi como su única posesión; asistía a Misa casi a diario y sobrevivía con las monedas o comida que le daba la gente al salir de la Eucaristía.

Una persona lo convenció de ir a un lugar que es atendido por unos hermanos religiosos, mismo que se sostiene con las contribuciones económicas que hacen otras personas.

Con todo esto que hemos vivido en la comunidad, me vuelvo a preguntar ¿en qué consiste el mandamiento, antiguo pero nuevo, que Jesús nos encomienda?, y Jesús me vuelve a responder: “Como yo los he amado”.

Creo que en todas las parroquias siempre tenemos la oportunidad de amar a los demás como creemos que está bien hacerlo, pero gracias a Dios, Su Palabra nos vuelve a desafiar una y otra vez, en esta ocasión, a amar, no como estamos acostumbrados a hacerlo, sino a volverle a preguntar a Jesús: “¿Señor, cómo amarías a esta persona?”

Oración
¡Señor Jesús, ayúdame a amar a las personas que has puesto en mi camino, no como lo vengo haciendo ya desde antiguo; ayúdame a renovar este mandamiento también en mi vida, no sólo escucharlo en la Misa, sino poderlo traducir en mi familia, en mi trabajo, con mis vecinos; que los pueda amar no como a mí se me ocurre, sino como Tú nos has amado!

Acción
Hagamos esta semana el ejercicio de ayudar, de amar de una manera distinta a las personas con las cuales nos cruzamos a diario; por ejemplo, si damos siempre una moneda a alguien, en esta ocasión al menos le podemos preguntar su nombre o saber si va a la escuela, o interesarnos un poco más por ellos, un poco más que darle una moneda, para que lleguemos algún día a amarles como Jesús lo ha hecho con nosotros.

Escrito y/o Publicado por:

"Desde la Fe" Redacción
Semanario "Desde la Fe"
http://www.desdelafe.mx/
contacto@desdelafe.mx
Otros Artículos »
AVISO LEGAL: Los textos publicados en este sitio han sido, en su mayoría, elaborados por "DESDE LA FE", publicación semanal editada por la Arquidiócesis Primada de México, A.R. y coordinada por el Departamento de Comunicación Social de la Arquidiócesis de México (COSAM) titular de los derechos de autor y explotación económica. Los textos, imágenes y vídeos publicados de terceros pueden estar sujetos a restricciones establecidas por los titulares de los derechos, en estos casos, su publicación estará acompañada de la fuente. Los contenidos elaborados por "DESDE LA FE" son libres de reproducir para fines de divulgación y promoción, con la única obligación de citar como fuente de proveniencia www.desdelafe.mx. Se prohíbe cualquier uso para fines comerciales o de explotación patrimonial.