Semanario Católico de Información y Formación

Lectio Divina - Evangelio Dominical



Lectio Divina
-
Disminuir Texto Aumentar Texto Enviar por Email Imprimir
En aquel tiempo, Jesús volvió a Galilea con la fuerza del Espíritu, y su fama se extendió por toda la comarca. Enseñaba en las sinagogas y todos lo alababan. Fue a Nazaret, donde se había criado, entró en la sinagoga, como era su costumbre los sábados, y se puso en pie para hacer la lectura. Le entregaron el libro del profeta Isaías y, desenrollándolo, encontró el pasaje donde estaba escrito: “El Espíritu del Señor está sobre mí, porque Él me ha ungido. Me ha enviado para anunciar el Evangelio a los pobres, para anunciar a los cautivos la libertad y a los ciegos la vista. Para dar libertad a los oprimidos; para anunciar el año de gracia del Señor”. Y, enrollando el libro, lo devolvió al que le ayudaba y se sentó. Toda la sinagoga tenía los ojos fijos en Él. Y Él se puso a decirles: “Hoy se cumple esta Escritura que acaban de oír”. 
(Lc 1, 1-4; 4, 14-21)

“El Espíritu del Señor está sobre mí”

Meditación
El verbo griego epicheirèo se puede traducir como “llevar a cabo una iniciativa”, pero también como “buscar”, “intentar”. De esta manera, Lucas, sin ponerse en contra de otros, simplemente busca, intenta  ordenadamente narrar lo que ha investigado con diligencia, y así lo quiere transmitir a Teófilo. Este nombre de Teófilo –que quiere decir “amigo de Dios”– es, a final de cuentas, cada cristiano que encontrará en el seguimiento de la obra y su continuación en los Hechos de los Apóstoles, un acercamiento, tanto a la Persona de Jesús como al desarrollo de las primeras comunidades cristianas, las cuales seguirán siendo referencia para toda comunidad hasta nuestros días. También, al inicio de la misión de Jesús, que hemos escuchado en el Evangelio de hoy, el “discurso de Nazareth” podría decirse que es el programa de trabajo que Jesús presenta a los que tienen oídos, es decir, los que escucharon la Palabra de Dios y ahora ven que en Cristo Jesús, esas promesas llegan a cumplirse.

Contemplación
Ver aquella pequeña sinagoga en Nazareth, más chica que la mayoría de nuestras parroquias, podría ayudarnos a reflexionar en los inicios tan mínimos que tiene la enorme misión de Jesús, tal vez como los mismos inicios que puede tener la misión que Dios nos encomienda a cada uno de nosotros como cristianos. Así, cuando empezamos a cambiar y a participar más en nuestra colonia, parece insignificante lo que hacemos frente a la difícil situación que vive nuestro país, seguramente como pudo parecer Aquél judío de una remota provincia del Imperio Romano.
Cuando limpiamos el parque para que jueguen los niños; cuando no malgastamos el agua para que las siguientes generaciones la tengan; cuando aconsejamos a una joven acerca del maravilloso don de la vida y de ser madre; cuando visitamos a un anciano o cuando le llevamos un taco al vecino enfermo, por insignificante que parezcan estas acciones, podríamos decir como Jesús en el Evangelio de hoy: “El Espíritu del Señor está sobre mí, porque me ha ungido para anunciar a los pobres la Buena Nueva”. Y si esto lo llegamos a realizar este mismo Domingo, como buenos “teófilos” o amigos de Dios, podremos también afirmar: “Esta escritura que acaban de oír, se ha cumplido hoy”.

Oración
Señor Jesús, permítenos contemplarte en la sinagoga de tu pueblo, ver tus pies partidos por el polvo del desierto, escuchar el tono y la potencia de tu voz, admirar la autoridad con la que proclamaste la lectura de ese sábado, pero sobre todo, la seguridad con la que afirmas que esas escrituras se cumplen con tu presencia hoy.

Acción
Busquemos este domingo realizar alguna acción que se convierta en Buena Noticia para alguien que lo necesite, y hacia nuestro corazón digamos: “El Espíritu del Señor está sobre mí…”

Escrito y/o Publicado por:

"Desde la Fe" Redacción
Semanario "Desde la Fe"
http://www.desdelafe.mx/
contacto@desdelafe.mx
Otros Artículos »
AVISO LEGAL: Los textos publicados en este sitio han sido, en su mayoría, elaborados por "DESDE LA FE", publicación semanal editada por la Arquidiócesis Primada de México, A.R. y coordinada por el Departamento de Comunicación Social de la Arquidiócesis de México (COSAM) titular de los derechos de autor y explotación económica. Los textos, imágenes y vídeos publicados de terceros pueden estar sujetos a restricciones establecidas por los titulares de los derechos, en estos casos, su publicación estará acompañada de la fuente. Los contenidos elaborados por "DESDE LA FE" son libres de reproducir para fines de divulgación y promoción, con la única obligación de citar como fuente de proveniencia www.desdelafe.mx. Se prohíbe cualquier uso para fines comerciales o de explotación patrimonial.