Semanario Católico de Información y Formación

Lectio Divina - Evangelio Dominical



Lectio Divina
-
Disminuir Texto Aumentar Texto Enviar por Email Imprimir
Lectura del Santo Evangelio
En aquel tiempo, el pueblo estaba en expectación, y todos se preguntaban si no sería Juan el Mesías; él tomó la palabra y dijo a todos: “Yo los bautizo con agua; pero viene el que puede más que yo, y no merezco desatarle la correa de sus sandalias. Él los bautizará con Espíritu Santo y fuego”. 
En un bautismo general, Jesús también se bautizó. Y, mientras oraba, se abrió el cielo, bajó el Espíritu Santo sobre Él en forma de paloma, y vino una voz del cielo: “Tú eres mi Hijo, el amado, el predilecto”. (Lc 3, 15-16. 21-22)

Lectura
Juan realiza un signo profético: bautiza con agua. Su acción dispone los corazones para una transformación moral. Pero al mismo tiempo advierte sobre algo que está por ocurrir: la llegada de uno que es más poderoso, una nueva realidad que tiene carácter definitivo. El Evangelio de Lucas permite así dar el paso de la expectativa de la muchedumbre a la presentación de aquel que habría de bautizar con el Espíritu Santo y con fuego: el que habiéndose puesto en las filas de los pecadores, también fue bautizado con agua como expresión de su solidaridad con la humanidad, pero que en realidad venía de Dios y habría de realizar el plan de Dios. Por primera vez vemos entonces a Jesús en oración, un rasgo que se extiende a lo largo de toda la narración lucana. Y ese instante se vuelve al mismo tiempo obertura del ministerio de Jesús y síntesis de su identidad. En efecto, el cielo abierto, la voz que se escucha, el Espíritu en forma visible, todo coincide para hacernos ver en Cristo al portador del fuego divino, el Hijo Amado en quien el Padre se complace, su siervo fiel en quien realiza su obra. Más adelante, acercándose su propia pasión, hablará Jesús de ella como de un bautismo, a la par que suspira por que el fuego que ha venido a traer al mundo ardiera ya. El mismo autor del Evangelio, al contar en los Hechos de los Apóstoles el inicio de la Iglesia, refiere que sobre los discípulos congregados en un mismo lugar descendió el Espíritu en forma de lenguas de fuego sobre ellos.

Meditación
Hemos sido bautizados en el Espíritu de Cristo, en su fuego. El fuego de la verdad que desenmascara las hipocresías y el fuego del amor que derriba las barreras; el fuego de la misericordia que reivindica al hijo pródigo más allá de sus flaquezas y tropiezos; el fuego de la compasión que impulsa al samaritano a llevar consigo al hombre caído en desgracia; el fuego que desintegra las seguridades de los ricos para hacer de los pobres los auténticamente bienaventurados; el fuego del justo juicio del Reino que derrota a Satanás y sus engaños; el fuego del perdón que hace desaparecer a los enemigos; el fuego que desde Jerusalén –en la Iglesia– ha de transformar el mundo entero.

Oración
¡Señor Jesús, tú eres el que había de venir, el todopoderoso, el Hijo Amado del Padre, el portador del Espíritu! En el episodio del Evangelio reconocemos tu identidad y tu obra: estás entre nosotros para consumirnos en el fuego de tu Bautismo, para que se extienda a nosotros ese amor de predilección incondicionada que el Padre te declara. Tú eres el Hijo, pero al decírtelo en el Jordán, dirigiéndose a tu humanidad consagrada, el Padre lo extiende también a mí. Tu Espíritu enciende el carbón de mi carne frágil, para convertirme en testigo. Un fuego común que me hermana a los bautizados realiza misteriosamente la consagración del cosmos como una nueva Creación.

Contemplación
Mirar a Jesús en el Jordán. Escuchar la voz que viene del cielo abierto. Sentir el aleteo del Espíritu que desciende con fuerza. Descubrirme inserto en esa manifestación de la Trinidad, que me abrasa.

Acción
En este Año de la Fe, me dispongo a introducirme en la presentación que hará del misterio de Jesús el Evangelio según san Lucas, y a compartir con mis hermanos las luces que vaya descubriendo.

 



Escrito y/o Publicado por:

"Desde la Fe" Redacción
Semanario "Desde la Fe"
http://www.desdelafe.mx/
contacto@desdelafe.mx
Otros Artículos »
AVISO LEGAL: Los textos publicados en este sitio han sido, en su mayoría, elaborados por "DESDE LA FE", publicación semanal editada por la Arquidiócesis Primada de México, A.R. y coordinada por el Departamento de Comunicación Social de la Arquidiócesis de México (COSAM) titular de los derechos de autor y explotación económica. Los textos, imágenes y vídeos publicados de terceros pueden estar sujetos a restricciones establecidas por los titulares de los derechos, en estos casos, su publicación estará acompañada de la fuente. Los contenidos elaborados por "DESDE LA FE" son libres de reproducir para fines de divulgación y promoción, con la única obligación de citar como fuente de proveniencia www.desdelafe.mx. Se prohíbe cualquier uso para fines comerciales o de explotación patrimonial.