Semanario Católico de Información y Formación

Lectio Divina - Evangelio Dominical



Lectio Divina
-
Disminuir Texto Aumentar Texto Enviar por Email Imprimir
Lectura del Santo Evangelio
En aquel tiempo, se acercó a Jesús un grupo de fariseos con algunos escribas de Jerusalén, y vieron que algunos discípulos comían con manos impuras, es decir, sin lavarse las manos. Al ver eso, los fariseos y los escribas preguntaron a Jesús “¿Por qué comen tus discípulos con manos impuras y no siguen la tradición de los mayores”. Él contestó: “Bien profetizó Isaías de ustedes, hipócritas, como está escrito: ‘Este pueblo me honra con los labios,  pero su corazón está lejos de mí.  El culto que me dan está vacío,  porque la doctrina que enseñan son preceptos humanos’.  Dejan a un lado el mandamiento de Dios para aferrarse a la tradición de los hombres”. Entonces llamó de nuevo a la gente y les dijo: “Escuchen y entiendan todos: Nada que entre de fuera puede hacer al hombre impuro; lo que sale de dentro es lo que hace impuro al hombre. Porque de dentro, del corazón del hombre, salen los malos propósitos, las fornicaciones, robos, homicidios, adulterios, codicias, injusticias, fraudes, desenfreno, envidia, difamación, orgullo, frivolidad. Todas esas maldades salen de dentro y hacen al hombre impuro”. (Mc 7, 1-8. 14-15. 21-23).

Lo que sale de ti es lo que te hace impuro

Meditación
En el Evangelio de hoy Jesús critica la manera en que algunas autoridades judías exigían el cumplimiento de los ritos de purificación de los antepasados. En primer lugar, me viene reflexionar y preguntarme ¿En qué radica la crítica de Jesús?... Lavarse las manos es higiénico, pero en el Evangelio que leo no era ésta la razón por la que reclaman las autoridades, sino porque no cumplían con las tradiciones. La respuesta que les da el Señor me ayuda a comprender dónde está la molestia: “ustedes dejan de lado el mandamiento de Dios y siguen la tradición de los hombres”. Lavarse las manos tiene más bien un valor simbólico, al parecer lavarse las manos para los fariseos era importante porque era hacer lo mismo que hacían los antepasados. Tal vez no era éste el valor original, más bien el valor original era hacer un signo de purificación antes de comer, considerando la comida como un acto sagrado. En la segunda y tercera parte del texto de hoy, Jesús extiende su enseñanza a la comida en general e interpreta mejor la Ley de Moisés. Lo que hace impuro al hombre no es lo de fuera, es decir: la mugre, el contacto con paganos o cadáveres; más aún el comer cosas permitidas o no permitidas por la Ley de Moisés, sino lo que sale del hombre. Propongo como ejercicio de reflexión y apropiación releer la lista de acciones inmorales propuesta en el texto y examinarme personalmente para ver si yo cometo alguno de estos actos… A partir de este ejercicio puedo realizar uno más preguntándome ¿qué virtud debo cultivar para salir de estas acciones malas?...

Contemplación
En este segundo momento podemos desarrollar una contemplación afectiva a partir de lo que Jesús valora. En concreto, como si Él me lo dijera, “lo que sale de ti es lo que te hace impuro”, fomentar en mi interior el sentimiento que me provoca el llamado a la integridad de mis actos… Un segundo ejercicio contemplativo puede realizarse a partir de la frase: “hacen el mandato de Dios a un lado para seguir tradiciones humanas”. Sin reflexionar, tan solo repitiéndola, sintonizar y probar después de un rato variantes.

Oración
Señor Jesús, en este domingo vienes hasta lo profundo de nuestras motivaciones. No son pocas las ocasiones en que exijo a los demás el cumplimiento de normas que yo mismo no cumplo. No son raras las veces en que más pretendo afirmarme que buscar el bien de los demás o el bien de la comunidad. Por ello en esta ocasión reconozco que necesito purificar mis intenciones, cuestionar primero cuáles son mis motivos profundos y de qué forma estos pretenden tiranizarme y tiranizar a los demás. Tú nos haces ver este día que puede haber hipocresía en nuestras costumbres religiosas, al torcer el sentido profundo de los ritos que celebramos. No dejes que caminemos por mucho tiempo en este error. Antes, al contrario, permanezcamos siempre con ánimo humilde dispuestos a cedes y condescender para procurar el bien de todos.  Amén.

Acción o compromiso
El compromiso de este domingo puede ser el resultado del examen de conciencia que hicimos en la parte de la meditación del texto. Es importante que cuando no me queden claras las palabras usadas por la Palabra de Dios pregunte a quien me pueda orientar. O bien, si no tengo claro por dónde superar un vicio también me deje ayudar por otras personas en particular los ministros sagrados. 
Escrito y/o Publicado por:

Pbro. Salvador Martínez Ávila
Articulista
http://www.desdelafe.mx/
contacto@desdelafe.mx
Otros Artículos »
AVISO LEGAL: Los textos publicados en este sitio han sido, en su mayoría, elaborados por "DESDE LA FE", publicación semanal editada por la Arquidiócesis Primada de México, A.R. y coordinada por el Departamento de Comunicación Social de la Arquidiócesis de México (COSAM) titular de los derechos de autor y explotación económica. Los textos, imágenes y vídeos publicados de terceros pueden estar sujetos a restricciones establecidas por los titulares de los derechos, en estos casos, su publicación estará acompañada de la fuente. Los contenidos elaborados por "DESDE LA FE" son libres de reproducir para fines de divulgación y promoción, con la única obligación de citar como fuente de proveniencia www.desdelafe.mx. Se prohíbe cualquier uso para fines comerciales o de explotación patrimonial.