Semanario Católico de Información y Formación

Lectio Divina - Evangelio Dominical



Lectio Divina
-
Disminuir Texto Aumentar Texto Enviar por Email Imprimir
Lectura del Santo Evangelio

Al anochecer de aquel día, el día primero de la semana, estaban los discípulos en su casa, con las puertas cerradas por miedo a los judíos. Y en esto entró Jesús, se puso en medio y les dijo: “La paz con ustedes”. Y, diciendo esto, les enseñó las manos y el costado. Y los discípulos se llenaron de alegría al ver al Señor. Jesús repitió: “La paz con ustedes. Como el Padre me ha enviado, así también los envió yo”. Y, dicho esto, exhaló su aliento sobre ellos y les dijo: “Reciban el Espíritu Santo; a quienes les perdonen los pecados, les quedarán perdonados; y a quienes se los retengan, les quedarán retenidos”. (San Juan: 20, 19-23).

“Veni Sancte Spiritus”

P. Oscar Arias

Meditación

En el texto de este domingo, nos encontramos nuevamente con la expresión: “El primer día de la semana” que, en el evangelio de san Juan, marcaba el inicio de algo nuevo, de algo inusitado; significaba algo que no se esperaba, una completa y nueva creación que se da a partir de la paz que trae la presencia de Jesús, quien, colocándose en medio de ellos, les dijo: “la paz con ustedes”, y con ello también les trajo la paz. Y por si fuera poco, el maravilloso don de la paz, que ya les había traído Jesús, les envía ahora, pero con un Don no esperado, ni merecido, con algo que superó sus expectativas, sopló sobre ellos para que recibieran Su propio Espíritu, el Espíritu Santo.

Contemplación

Así como en la creación, escuchamos en el Génesis (2,7) que Dios sopló en su nariz el aliento de vida y fue el hombre un ser viviente, este ruaj, este espíritu habitará al ser humano, desde su origen. Por decirlo así, llevamos a Dios en nosotros, por eso decimos que somos templos vivos del Espíritu Santo.
Sin embargo, a veces las contrariedades de la vida cotidiana parecen opacar esa belleza de bondad y de amor que llevamos dentro, y es entonces cuando esto se opaca, cuando aparece el miedo, el temor, el rencor, la duda y otros tantos pecados que nos acechan velozmente. Así, en este domingo, día del Señor, podemos pedir Sabiduría para tomar las decisiones adecuadas en nuestra vida diaria; Inteligencia para actuar de la mejor manera y para conducir nuestra vida por la mejor opción; Consejo para poder ayudar a quien se aparta del bien; Fortaleza para ser fieles a nuestra familia y a nuestros ideales; Ciencia para poder conocer humildemente a Dios; Piedad para llenar nuestra vida de una estrecha comunicación con Él, y Temor de Dios, como dirían nuestros abuelos, para poder respetar las leyes de este mundo que nos rodea y comportarnos de acuerdo a este profundo respeto de todo aquello que nos supera y está por encima de nosotros.

Oración 

Ven, Espíritu Divino, manda tu luz desde el cielo. Padre amoroso del pobre: don, en tus dones espléndido; luz que penetra las almas; fuente del mayor consuelo. Ven dulce huésped del alma, descanso de nuestro esfuerzo, tregua en el duro trabajo, brisa en las horas de fuego, gozo que enjuga las lágrimas y reconforta en los duelos. Entra hasta el fondo del alma, divina luz, y enriquécenos. Mira el vacío del hombre, si tú le faltas por dentro; mira el poder del pecado cuando no envías tu aliento. Riega la tierra en sequía, sana el corazón enfermo, lava las manchas, infunde calor de vida en el hielo, dona el espíritu indómito, guía al que tuerce el sendero. Reparte tus siete dones, según la fe de tus siervos; por tu bondad y tu gracia, dale al esfuerzo su mérito, salva al que busca salvarse y danos tu gozo eterno. Amén.

Acción

Hagamos diariamente esta semana, en familia, la secuencia que acabamos de leer.
Escrito y/o Publicado por:

"Desde la Fe" Redacción
Semanario "Desde la Fe"
http://www.desdelafe.mx/
contacto@desdelafe.mx
Otros Artículos »
AVISO LEGAL: Los textos publicados en este sitio han sido, en su mayoría, elaborados por "DESDE LA FE", publicación semanal editada por la Arquidiócesis Primada de México, A.R. y coordinada por el Departamento de Comunicación Social de la Arquidiócesis de México (COSAM) titular de los derechos de autor y explotación económica. Los textos, imágenes y vídeos publicados de terceros pueden estar sujetos a restricciones establecidas por los titulares de los derechos, en estos casos, su publicación estará acompañada de la fuente. Los contenidos elaborados por "DESDE LA FE" son libres de reproducir para fines de divulgación y promoción, con la única obligación de citar como fuente de proveniencia www.desdelafe.mx. Se prohíbe cualquier uso para fines comerciales o de explotación patrimonial.