Semanario Católico de Información y Formación

Arte para Jóvenes - Cine



¿A quien ama Gilbert Grape?
-
Disminuir Texto Aumentar Texto Enviar por Email Imprimir

 

“Vivir en Endora es ¡como bailar sin música!”, nos dice Gilbert Grape a la hora de dar la descripción del lugar donde vive: un pueblo alejado de la urbanidad de las grandes metrópolis, y que parece haber sido olvidado por la sociedad. Gilbert es un joven que lleva sobre sus hombros la pesada responsabilidad de trabajar para mantener a su familia que está formada por dos hermanas más: una en plena adolescencia y otra ya mayor; además de un hermano pequeño de nombre Arnie (Leonardo DiCaprio) que sufre un ligero retraso mental y del que Gilbert se encargará de cuidar y ayudar en muchas cosas, lo mismo que a su madre que lleva muchos años sumida en una profunda depresión causada por el suicidio de su esposo 17 años atrás lo cual, aparte de recluirla en su casa, le ha provocado un excesivo sobrepeso. La monótona vida de esta familia se verá interrumpida cuando un día de verano una joven y su abuela se detienen en el pueblo para arreglar una avería de su casa rodante. Conocer a esta joven provocará en el joven Gilbert replanteamientos en muchos aspectos de su persona.

Gilbert se ha impuesto distintas barreras para lidiar con su realidad: es un joven que tiene que cuidar de su hermano –cosa nada sencilla–, y evita relacionarse con los demás, ya que considera que la responsabilidad con su familia es más importante para él.

Uno de los grandes aciertos de esta cinta es –y con justificación– la actuación de Leonardo DiCaprio, que en ese entonces contaba con 18 años, aunque aparentaba menos, y que provoca no sólo ternura y risas con su papel de Arnie. También sorprende con su encarnación de un niño con discapacidad mental. En relación a su actuación DiCaprio declaró que había realizado investigaciones para tratar de llevar lo más apegado a la realidad posible su papel estando y platicando con psiquiatras, en quienes pudo notar que apreciaban los aspectos cotidianos de la vida como si fueran novedosos y fascinantes.

Unos de los aspectos fundamentales de la cinta es la forma de retratar la depresión porque no sólo la madre de Gilbert sufre de esto, también él mismo. Sólo que no se ha dado cuenta ni él ni su familia que esto les sucedió a raíz del suicidio de su padre y de las responsabilidades familiares, lo que ha llevado a Gilbert a creer que la vida se reduce a trabajar en una tienda de abarrotes y regresar a casa, pero la llegada de esa bella joven le cambia el panorama incluso para disfrutar de algo tan cotidiano como una puesta de sol. Este es uno de esos filmes sencillos y honestos que no pierden frescura con el paso de los años, y por qué no decirlo: puede ser una pequeña ventana para aquellas personas que sufren algún tipo de depresión, y puedan apreciar que hay algo más allá de aquello que les causa malestar.

Escrito y/o Publicado por:

"Desde la Fe" Redacción
Semanario "Desde la Fe"
http://www.desdelafe.mx/
contacto@desdelafe.mx
Otros Artículos »
AVISO LEGAL: Los textos publicados en este sitio han sido, en su mayoría, elaborados por "DESDE LA FE", publicación semanal editada por la Arquidiócesis Primada de México, A.R. y coordinada por el Departamento de Comunicación Social de la Arquidiócesis de México (COSAM) titular de los derechos de autor y explotación económica. Los textos, imágenes y vídeos publicados de terceros pueden estar sujetos a restricciones establecidas por los titulares de los derechos, en estos casos, su publicación estará acompañada de la fuente. Los contenidos elaborados por "DESDE LA FE" son libres de reproducir para fines de divulgación y promoción, con la única obligación de citar como fuente de proveniencia www.desdelafe.mx. Se prohíbe cualquier uso para fines comerciales o de explotación patrimonial.