Semanario Católico de Información y Formación

Arte para Jóvenes - Cine



La plaga de los perros
-
Disminuir Texto Aumentar Texto Enviar por Email Imprimir

 

La plaga de los Perros (1982) es una película animada poco conocida, pero que gracias a internet, es muy fácil de encontrar. Dos perros: Snitter y Rowf están encerrados en un laboratorio científico en el que se practican experimentos con animales.

Al pequeño Snitter le abren la cabeza para experimentar con su cerebro, lo que le provoca malestares, pérdida de visión y alucinaciones. Rowf ha sido sometido a largas horas de nado en piscinas para probar su resistencia; esto también le causa fobia al agua, ya que muere continuamente por ahogamiento, pero los doctores se encargan de revivirlo una y otra vez, sin descanso.

Una noche, el guardia olvida cerrar completamente la jaula de Rowf, lo que permite a los dos canes escapar. Fuera del laboratorio se encuentran con un pequeño pueblo rodeado de montañas. Su instinto animal les permitirá sobrevivir en medio de las inclemencias del tiempo y las adversidades, lo mismo que su amistad con un joven zorro que los enseña a cazar y a ocultarse.

La gente del pueblo les odia, ya que se han alimentado de borregos, pero también les temen, porque las noticias se han encargado de divulgar que, al ser animales de laboratorio, pueden ser poseedores de virus que afectan terriblemente al hombre. Ante esta situación, los tres amigos se ven amenazados por cazadores empecinados en darles muerte.

La plaga de los perros es sin duda otra película animada que nos dejará con un nudo en la garganta; con esa sensación de que algo no está bien. Es el tipo de cintas que, después de verlas, quedan en nuestro pensamiento, nos invitan a la reflexión y a retomar los valores olvidados, ya que, por desgracia, cada vez es más común conocer casos de maltado animal. Basta revisar internet para darnos cuenta de que esto es una práctica muy frecuente, incluso por parte de los niños.

La deshumanización en la que estamos cayendo como sociedad nos está llevando a un abismo del que difícilmente podremos salir. No se trata de si nos gustan o no los animales; sino del respeto a la naturaleza, al lugar que Dios nos ha regalado.

San Francisco de Asís, a quien se le tiene como el santo patrón de los animales, condenaba fuertemente a quien los maltrataba. Decía con una gran verdad: “También Dios se encuentra en ellos”. 

 

 

 

 

 

 

 

Escrito y/o Publicado por:

"Desde la Fe" Redacción
Semanario "Desde la Fe"
http://www.desdelafe.mx/
contacto@desdelafe.mx
Otros Artículos »
AVISO LEGAL: Los textos publicados en este sitio han sido, en su mayoría, elaborados por "DESDE LA FE", publicación semanal editada por la Arquidiócesis Primada de México, A.R. y coordinada por el Departamento de Comunicación Social de la Arquidiócesis de México (COSAM) titular de los derechos de autor y explotación económica. Los textos, imágenes y vídeos publicados de terceros pueden estar sujetos a restricciones establecidas por los titulares de los derechos, en estos casos, su publicación estará acompañada de la fuente. Los contenidos elaborados por "DESDE LA FE" son libres de reproducir para fines de divulgación y promoción, con la única obligación de citar como fuente de proveniencia www.desdelafe.mx. Se prohíbe cualquier uso para fines comerciales o de explotación patrimonial.