Semanario Católico de Información y Formación

Arte para Jóvenes - Cine



Cultura Bíblica
-
Disminuir Texto Aumentar Texto Enviar por Email Imprimir

En esta fiesta de la Sagrada Familia leemos el relato de la huida de Jesús, José y María a Egipto, y su posterior retorno. Comentaremos en este artículo acerca del paralelismo de san José con los patriarcas del Antiguo Testamento. También abordaremos la importancia de la familia en la espiritualidad cristiana a partir del ejemplo de la Familia de Nazareth.

 

Más que ninguno otro de los evangelios, el de san Mateo está interesado en ver cómo cada uno de los acontecimientos de la vida de Nuestro Señor Jesucristo es cumplimiento de las profecías escritas en el Antiguo Testamento, aunque dentro del mismo contexto de los escritos veterotestamentarios no tuvieran la intención inmediata de referirse al Mesías. Pero en este relato, que encontramos hoy, también hay una referencia a san José, quien a final de cuentas resulta el protagonista.

Este hombre que no dice una sola palabra, pero cree y cumple todo, es conducido directamente por Dios a través de sueños. Este fenómeno es común en la literatura medioriental, es una forma de comunicación entre Dios y los hombres. Por ejemplo, tenemos a José el hijo de Jacob Israel que desde pequeño tenía sueños simbólicos. Por desgracia, el contar sus sueños le procuró la antipatía de sus hermanos. Más adelante en su historia lo encontramos en la corte egipcia interpretando correctamente los sueños del faraón, lo cual le valió ser nombrado primer ministro. Los sueños de José guiaron su vida efectivamente y la correcta interpretación de los sueños ajenos también lo favoreció.

Este es un don profético que vemos también en san José. Sus sueños no eran simbólicos sino directamente concernientes a situaciones en las cuales se esperaba de él algo. Por ejemplo, cuando se encontraba angustiado pensando cómo reaccionar ante el sorpresivo embarazo de María, fue un sueño el que le llama a aceptarla y ser el padre del Mesías.

Ahora el ángel del Señor le manda salir apresurado de Belén para huir a Egipto ante la amenaza de Herodes y, por último, le indica que debe regresar porque ya murió el perseguidor. Así como Dios guió a José y a los demás patriarcas en un contacto misterioso y los sueños así retoma el evangelista san Mateo la relación de Jesús el mesías con los patriarcas de Israel, haciendo de san José el último de los patriarcas.

El aspecto, sin embargo, que se quiere resaltar el día de hoy con la lectura del Evangelio es la vivencia familiar dentro de la historia de la salvación. Dios podía haber hecho aparecer milagrosamente a un ser humano en plenitud, es decir ya adulto, y así operar la salvación. No obstante, y muy en sintonía con la encarnación, quiso que el Mesías caminara como todo ser humano desde su nacimiento inserto en una familia nuclear, aquella de su papá y su mamá, y en el contexto de una gran familia, todos sus parientes cercanos. El desarrollo de la vida espiritual de Jesús de Nazareth estuvo confiado plenamente a sus papás. A los doce años, ante la iniciativa del joven Jesús de quedarse en Jerusalén, sus padres respondieron negativamente llevándoselo a Nazareth, el pequeño pueblo galileo que no contaba socialmente para nadie.

La familia en la perspectiva cristiana no es un estorbo para amar a Dios, muy al contrario, es camino de santificación. Por este motivo se tiene el Matrimonio como un sacramento.

 

Escrito y/o Publicado por:

"Desde la Fe" Redacción
Semanario "Desde la Fe"
http://www.desdelafe.mx/
contacto@desdelafe.mx
Otros Artículos »
AVISO LEGAL: Los textos publicados en este sitio han sido, en su mayoría, elaborados por "DESDE LA FE", publicación semanal editada por la Arquidiócesis Primada de México, A.R. y coordinada por el Departamento de Comunicación Social de la Arquidiócesis de México (COSAM) titular de los derechos de autor y explotación económica. Los textos, imágenes y vídeos publicados de terceros pueden estar sujetos a restricciones establecidas por los titulares de los derechos, en estos casos, su publicación estará acompañada de la fuente. Los contenidos elaborados por "DESDE LA FE" son libres de reproducir para fines de divulgación y promoción, con la única obligación de citar como fuente de proveniencia www.desdelafe.mx. Se prohíbe cualquier uso para fines comerciales o de explotación patrimonial.