Órgano de Información de la Arquidiócesis de México

Página de Inicio - Eco Semanal



Energía juvenil, de cara al Sínodo de los Obispos 2018
-
Disminuir Texto Aumentar Texto Enviar por Email Imprimir
Con la intención de activar canales de escucha y recogimiento de demandas de los jóvenes y adolescentes –de cara a la XV Asamblea General del Sínodo de Obispos, sobre el tema “Los Jóvenes, la fe y el discernimiento vocacional”–, el cardenal Lorenzo Baldisseri reunió en Roma, en marzo pasado, a unos 300 jóvenes de los cinco continentes, quienes participaron en la llamada Reunión Pre-Sinodal. Por parte de México, asistieron Cinthya López y Roberto Carlos Paulín, ambos de 29 años de edad, quienes ahora hablan para Desde la fe sobre su experiencia de trabajo y convivencia con otros jóvenes de diferentes nacionalidades y culturas, e incluso de otras confesiones religiosas. 

Cinthya López, de la Diócesis de Cuautitlán, comenta que dentro de sus expectativas jamás estuvo el poder asistir a una experiencia tan enriquecedora. “En la Dimensión Episcopal Mexicana de Pastoral de Adolescentes y Jóvenes habíamos venido trabajando en diferentes diócesis del país, en las que pudimos conocer diversas realidades; además, como miembros de esta pastoral, llevamos un proceso de formación. Así, tras pasar algunos filtros de selección, fui escogida para acudir a la Reunión Pre-Sinodal”.

Refiere que en Roma los participantes fueron separados por grupos lingüísticos, en los que se debía ir respondiendo un material de análisis, a fin de generar documentos no oficiales que se debatían en plenarias; luego se hacían las correspondientes adaptaciones. “Tras cuatro días de trabajo, se obtuvo el documento oficial que recoge las inquietudes y demandas de jóvenes de todo el mundo que los participantes llevamos a esa reunión”

El documento final de la Reunión Pre-Sinodal se puede leer en internet en inglés, francés, español, italiano, portugués y alemán en aquí

Convivir con jóvenes de otras culturas y religiones –señala Cinthya–, fue una experiencia maravillosa, de grandes aprendizajes. “Sobre todo, descubrí el poder del diálogo. Si jóvenes que hablamos diferentes idiomas y practicamos distintos credos pudimos ponernos de acuerdo, no hay razón para que no lo podamos hacer fuera de esa reunión. Fue muy interesante, y a veces hasta un poco complicado, compartir algo tan íntimo como es Jesús en nuestra vida; pero hoy sabemos que en el diálogo hay esperanza. La diferencia de idiomas no fue un obstáculo; siempre encontramos formas de comunicarnos, de hacernos entender. Hemos podido dar a conocer un poco la realidad mexicana, y aprendido de otras culturas, de otras formas de vida, de otras necesidades”.    
Por su parte, Roberto Carlos, seminarista en la Diócesis de Izcalli, señaló que una de las cosas que más llamó su atención fue el tipo de demandas tan disímiles de los jóvenes, según la cultura u origen. “Por ejemplo –señala–, uno de los jóvenes insistía en la inclusión de la mujer en la labor de la Iglesia, cuando en México las mujeres participan muy activamente en ella. Había que tratar de entender su realidad; seguramente otros se preguntaban acerca de la nuestra”.

Además de los tres centenares de jóvenes que participaron de manera presencial, miles se sumaron a los grupos lingüísticos a través de internet, como lo pidió el Papa Francisco.

Otro aspecto interesante –comenta Roberto– fue el nivel de compromiso de muchos jóvenes; algunos incluso dejaron sus trabajos por asistir. “Decían: ‘Renuncié, pero no importa, más adelante Dios dirá qué trabajo encontraré’. Lo importante para ellos era participar en la Reunión Pre-Sinodal. Se tiene una idea errónea del joven; a menudo se dicen que no se compromete, que si llega a emocionarse con el trabajo pastoral, declina rápido. El joven tiene la fuerza, lo que le falta es acompañamiento de la Iglesia. El adulto generalmente ya está resignado a su estilo de vida, moldeado de una forma, y difícilmente acepta ideas nuevas. El joven, en cambio, posee capacidad de asombro, tiene una necesidad innata de encontrar un testimonio coherente, que oriente su vida; su corazón es tierra fértil para sembrar el Evangelio. Por eso, una de las cosas que exigimos en la Reunión Pre-Sinodal es precisamente acompañamiento de la Iglesia. ¡Eso queremos en México!”.

Cinthya Edith ha sido delegada juvenil de la Provincia de Tlalnepantla y de la DEMPAJ. Ha asistido a seis Asambleas Nacionales de Pastoral Juvenil, a la JMJ en Cracovia 2015 y al encuentro en Morelia con el Papa Francisco.

Roberto Carlos Paulín trabajó en la formación de jóvenes para recibir el sacramento de la Confirmación. Durante tres años colaboró con diversos grupos parroquiales. Actualmente es seminarista y animador diocesano de Izcalli.

Todo lo que debes saber sobre el Sínodo
¿Qué es un Sínodo de Obispos y cuál es su relevancia para la Iglesia?
Ante la necesidad de contar con una estructura integrada por obispos de todo el mundo que orientara al Papa en el gobierno de la Iglesia, en 1965 Pablo VI creó el Sínodo de los Obispos, como una institución permanente, que, mediante directrices sobre temas específicos, permease el trabajo de las parroquias, diócesis, provincias eclesiásticas, Conferencias Episcopales e Iglesia Universal.   

¿Con qué periodicidad se llevan a cabo los Sínodos? 
Aunque en promedio los Sínodos de Obispos se realizan cada dos años (sumando los Ordinarios, Extraordinarios y Especiales), éstos no tienen una periodicidad rigurosa; se llevan a cabo en el momento en que el Papa los convoca, dando espacio a un proceso previo de estudio, análisis, debate y consulta sobre determinado tema, que resulta en un documento denominado Instrumentum Laboris, el cual sirve como base para la discusión sinodal. 

¿A cuántos Sínodos ha convocado el Papa Francisco? 
Durante el pontificado de Papa Francisco, hasta el momento se han realizado dos Sínodos; el primero sobre la Nueva Evangelización, tras el cual publicó la Exhortación Apostólica Evangelii gaudium; el segundo sobre la Familia, que resultó en Amoris laetitia. En este tercer sínodo se analizará cómo acompañar a los jóvenes en el camino de la fe y en sus decisiones vitales.

Temas generales del Instrumentum Laboris para este Sínodo: 
Parte I. Desafíos y oportunidades de los jóvenes en el mundo actual. 
Parte II. Fe y vocación, discernimiento y acompañamiento. 
Parte III. La acción educativa y pastoral de la Iglesia.

Un Sínodo sobre, para y con los jóvenes: 
Para el Sínodo de Obispos sobre el tema de “Los Jóvenes, la fe y el discernimiento vocacional”, esta vez se llevó a cabo en Roma la Reunión Pre-Sinodal, en la que participaron unos 300 jóvenes de todo el mundo, creyentes o no creyentes, y de cualquier cultura u origen, además de los miles que hicieron sus aportaciones de forma activa a través de internet. Esto dio origen a un documento de trabajo que, junto con el Instrumentum Laboris, los Padres Sinodales discutirán en Roma en octubre. Como en los anteriores Sínodos, el resultado de la discusión se encaminará hacia la publicación de una nueva Exhortación Apostólica por parte del Papa.
Escrito y/o Publicado por:

SIAME
Sistema Informativo de la Arquidiócesis de México
http://www.siame.mx/
contacto@desdelafe.mx
Otros Artículos »
AVISO LEGAL: Los textos publicados en este sitio han sido, en su mayoría, elaborados por "DESDE LA FE", publicación semanal editada por la Arquidiócesis Primada de México, A.R. y coordinada por el Departamento de Comunicación Social de la Arquidiócesis de México (COSAM) titular de los derechos de autor y explotación económica. Los textos, imágenes y vídeos publicados de terceros pueden estar sujetos a restricciones establecidas por los titulares de los derechos, en estos casos, su publicación estará acompañada de la fuente. Los contenidos elaborados por "DESDE LA FE" son libres de reproducir para fines de divulgación y promoción, con la única obligación de citar como fuente de proveniencia www.desdelafe.mx. Se prohíbe cualquier uso para fines comerciales o de explotación patrimonial.