Órgano de Información de la Arquidiócesis de México

Página de Inicio - Eco Semanal



Una vida de entrega a la salvación de las almas
-
Disminuir Texto Aumentar Texto Enviar por Email Imprimir
El pasado 8 de junio, el Papa Francisco firmó el decreto que autoriza la beatificación de la mexicana Concepción Cabrera de Armida, mejor conocida como “Conchita Armida”, una mujer comprometida con su fe, fundadora de la Congregación Misioneros del Espíritu Santo y otras cuatro agrupaciones religiosas integradas en la Obra de la Cruz: Apostolado de la Cruz, Religiosas de la Cruz del Sagrado Corazón de Jesús, Alianza de Amor con el Sagrado Corazón de Jesús y Fraternidad de Cristo Sacerdote.

El documento, que fue signado por el Santo Padre luego de haberse reunido con el Prefecto de la Congregación para las Causas de los Santos, el Card. Ángelo Amato, reconoce el milagro atribuido a la Venerable Sierva de Dios, laica y madre de familia, nacida en san Luis Potosí el 8 de diciembre de 1862. Fue la séptima de 12 hermanos de la familia formada por Octaviano Cabrera y Clara Arias. La vocación mística de Conchita Armida surgió desde temprana edad; en 1870 ingresó al Colegio de las Hermanas de la Caridad; sin embargo, la familia asumió totalmente la responsabilidad de su educación; especialmente su tío Luis Cabrera, quien era canónigo.

Milagro obrado por su intercesión: Jorge Treviño, enfermo de esclerosis múltiple, fue anestesiado para una intervención; al despertar, aseguró haber soñado con Armida. La enfermedad comenzó a desaparecer.

Aficionada a la música, a la poesía, al canto y al piano, el 16 de enero de 1876, durante un baile familiar, conoció a quien sería su esposo, Francisco Armida, con quien contrajo nupcias el 8 de noviembre de 1884. En 17 años de Matrimonio tuvieron nueve hijos: Francisco, Carlos, Manuel, María Concepción, Ignacio, Pablo, Salvador, Guadalupe y Pedro.

En 1889 Conchita Armida asistió a un retiro espiritual bajo la dirección del P. Antonio Plancarte, lo cual fue un hito en su vida, ya que ahí comprendió que su misión era salvar almas. El Apostolado de la Cruz, primero de los movimientos que fundó al interior de la Iglesia, recibió la aprobación canóniga el 3 de mayo de 1895, año en que la extensa familia se trasladó a la Ciudad de México. El 3 de mayo de 1897 fundo la segunda de las Obras de la Cruz, dedicada a las mujeres: las Religiosas de la Cruz del Sagrado Corazón de Jesús.
 
El 17 de septiembre de 1901 Conchita Armida quedó viuda; posteriormente murieron sus hijos Pedro, Pablo y María Concepción. Manuel ingresó al Seminario con los jesuitas. 

El 3 de noviembre de 1909 fundó la tercera de las Obras: la Alianza de Amor con el Sagrado Corazón de Jesús. A ésta le siguió la Fraternidad de Cristo Sacerdote. Años antes, en 1903, había conocido al P. Félix de Jesús Rougier, con quien fundó la Congregación de Sacerdotes de la Cruz, aprobada en 1913 por Papa Pío X, bajo el nombre de Misioneros del Espíritu Santo.

A lo largo de su vida, tuvo por directores espirituales al P. Alberto Mir, SJ; al P. Félix de Jesús Rougier; a Mons. Maximino Ruiz, Obispo de Chiapas; a Mons. Ramón Ibarra, Arzobispo de Puebla, y a Mons. Luis María Martínez, Arzobispo de México. Concepción Armida falleció el 3 de marzo de 1937. El 15 de mayo de 1974 sus restos fueron trasladados a la Casa de los Misioneros del Espíritu Santo. 

Así, el pasado 8 de junio, la gran familia de la Obra de la Cruz recibió con inmensa alegría la noticia de la firma de dicho decreto por parte del Papa Francisco, en el que autorizó la beatificación de la teóloga mexicana, autora de una muy extensa obra literaria: casi 65 mil páginas escritas. Sin embargo, muy por encima de la cuestión numérica, está su contenido, que ha obrado grandes beneficios en las almas.
Escrito y/o Publicado por:

COSAM

contacto@desdelafe.mx
Otros Artículos »
AVISO LEGAL: Los textos publicados en este sitio han sido, en su mayoría, elaborados por "DESDE LA FE", publicación semanal editada por la Arquidiócesis Primada de México, A.R. y coordinada por el Departamento de Comunicación Social de la Arquidiócesis de México (COSAM) titular de los derechos de autor y explotación económica. Los textos, imágenes y vídeos publicados de terceros pueden estar sujetos a restricciones establecidas por los titulares de los derechos, en estos casos, su publicación estará acompañada de la fuente. Los contenidos elaborados por "DESDE LA FE" son libres de reproducir para fines de divulgación y promoción, con la única obligación de citar como fuente de proveniencia www.desdelafe.mx. Se prohíbe cualquier uso para fines comerciales o de explotación patrimonial.