Órgano de Información de la Arquidiócesis de México

Página de Inicio - Eco Semanal



Milagros Eucarísticos, ¿qué son y qué sentido tienen?
-
Disminuir Texto Aumentar Texto Enviar por Email Imprimir
Para saber qué son los Milagros Eucarísticas primero debemos entender que un milagro es una intervención divina –y por lo tanto sobrenatural– en la naturaleza, superando sus leyes, de tal manera que las ciencias no son capaces de explicar el cómo y el porqué de su existencia. Por otra parte, la palabra “eucarístico” hace referencia a la Eucaristía, el sacramento que consiste en la presencia real, verdadera y substancial del mismo Jesucristo en las especies del pan y del vino. Por lo tanto, un Milagro Eucarístico se da cuando la presencia sacramental de Jesucristo se hace física, desaparecen en parte o totalmente las especies del pan o del vino, y aparece el Cuerpo (una parte) y la Sangre de Jesús; es decir, se hacen presente su carne y sangre, la misma que asumió en el seno de María, con la que convivió con sus contemporáneos, el mismo cuerpo que fue crucificado y que resucitó al tercer día, está allí presente.

En entrevista para Desde la fe, el P. Rogelio Alcántara, director de la Comisión para la Doctrina de la Fe del Arzobispado de México, explica que los Milagros Eucarísticos tienen como finalidad reafirmar la fe de los católicos en el sacramento de la Eucaristía, “aunque en estricto rigor no los necesitaríamos, porque en la misma institución del sacramento, Jesús quiso que todo se realizara en la fe”, dice. 

Explica que una vez que se da un supuesto milagro eucarístico, lo primero que hay que hacer es verificar que las especies de pan y/o vino, son auténticamente carne y sangre viva; es decir, que no sea carne muerta, o que a la hostia le hubiese caído sangre de alguien o alguna pintura o que a las especies de pan le hubiera salido algún hongo, etc. 

“Para ello –añade– es necesario recurrir a las ciencias médicas, biológicas, químicas, etc., para que estudien la carne y sangre en la que se ha transformado la hostia y/o el vino consagrados. Las ciencias pueden estudiar y explicar lo transformado, pero no pueden explicar cómo es que se transformó”. 

Si bien actualmente no existe un documento preciso que detalle el proceso a seguir para verificar un Milagro Eucarístico, el P. Alcántara considera que por sentido común se deben dar los siguientes pasos: 1. Notificación del hecho al párroco y al Obispo de la diócesis. 2. Notificación del obispo a la Santa Sede. 3. Declaración de los testigos, bajo juramento y en presencia de un notario público, que dé fe de los hechos y del proceso a seguir. 4. Convocación de científicos especialistas. 5. Toma de muestras y envío a laboratorios cualificados para realizar los análisis “a ciegas”, es decir, sin especificar su procedencia para no viciar los resultados. 6. Comparación de los resultados, químicos, médicos, histológicos, hemáticos, etc. 7. Enviar los resultados a la Santa Sede.

“Como se puede ver –dice el P. Alcántara– determinar que un hecho ha sido un milagro sobrenatural, toca a la Santa Sede. En este caso, la Congregación para el Culto Divino decretan la autenticidad o falsedad del hecho; es decir, que teniendo todos los elementos y estudiándolos a la luz de la razón natural iluminada por la fe y con la asistencia del Espíritu Santo, decretan cuándo hay un auténtico Milagro Eucarístico. 

El P. Rogelio Alcántara concluye: “Hay que tener en cuenta que un Milagro Eucarístico se puede dar en cualquier momento, pero hay que tener en cuenta que nuestra fe no se basa en los Milagros Eucarísticos, sino en la Eucaristía: en donde sacramentalmente se encuentra realmente vivo, y presente substancialmente nuestro Señor Jesucristo”.
Escrito y/o Publicado por:

"Desde la Fe" Redacción
Semanario "Desde la Fe"
http://www.desdelafe.mx/
contacto@desdelafe.mx
Otros Artículos »
AVISO LEGAL: Los textos publicados en este sitio han sido, en su mayoría, elaborados por "DESDE LA FE", publicación semanal editada por la Arquidiócesis Primada de México, A.R. y coordinada por el Departamento de Comunicación Social de la Arquidiócesis de México (COSAM) titular de los derechos de autor y explotación económica. Los textos, imágenes y vídeos publicados de terceros pueden estar sujetos a restricciones establecidas por los titulares de los derechos, en estos casos, su publicación estará acompañada de la fuente. Los contenidos elaborados por "DESDE LA FE" son libres de reproducir para fines de divulgación y promoción, con la única obligación de citar como fuente de proveniencia www.desdelafe.mx. Se prohíbe cualquier uso para fines comerciales o de explotación patrimonial.