Órgano de Información de la Arquidiócesis de México

Vida Arquidiocesana



Dios, Patria y Hogar, las bases del movimiento socut
-
Disminuir Texto Aumentar Texto Enviar por Email Imprimir
El escultismo o movimiento scout fue fundado en 1907 en Inglaterra por el actor, pintor, músico, militar, escultor y escritor Robert Baden-Powell, a través de un experimento que obtuvo mucha popularidad entre la gente; años después, en Francia, el sacerdote Jacques Sevin creó los “Scouts de France”, una corriente católica del escultismo, y comenzó a sentar las bases y principios de esta actividad, que actualmente para muchas personas, alrededor de todo el mundo, representa una verdadera forma de vida. Sobre el tipo de actividades que actualmente realiza Juventud Escultista de México en favor o en coordinación con la Iglesia, habla para Desde la fe el dirigente de este grupo scout, Salvador Mendiola. 

En la actualidad, Juventud Escultista de México –comenta Salvador Mendiola–, comunidad integrada por cinco grupos de scouts, trabaja mucho con Cáritas A.C., organismo de la Iglesia Católica, ayudando principalmente en la formación de centros de acopio, como se ha hecho con la Parroquia de San Luis Gonzaga, en Iztacalco, en momentos de desastre ocasionados por fenómenos naturales, como el huracán Paulina. “Cuando la gente ve trabajando scouts en situaciones de emergencia, siente más confianza y aporta, pues se sabe que nosotros tenemos mucha experiencia en cosas como manejo de personal o control de inventarios, así que podemos hacer un trabajo serio y eficiente; esta es de nuestras tareas más importantes”.

Señala que, además de apoyar a Cáritas A.C. en esta útil labor, Juventud Escultista de México realiza de ordinario una tarea fundamental, pues siempre que no se presenten situaciones de emergencia, trabaja directamente con jóvenes de las parroquias, a fin de que tengan oportunidad de desarrollarse sanamente: “la labor que llevamos a cabo con ellos es mediante actividades deportivas, charlas motivacionales o conferencias, que además también se dan para los adultos, padres de familia que viven violencia intrafamiliar, alcoholismo o adicción a las drogas, con quienes se trabaja sobre todo en el área espiritual”.

El dirigente de Juventud Escultista de México refiere que para que los niños y jóvenes de esta comunidad siempre tengan claro que el fin de todo trabajo es llegar a Dios, se busca siempre su desarrollo espiritual. “A los niños scouts que no han hecho su Primera Comunión, los preparamos para que la hagan, más allá de lo que puedan prepararse en el Catecismo. “Mi esposa fue catequista durante muchos años, y ha desarrollado la capacidad para enlazar la enseñanza del Evangelio con la vida scout, a través de actividades propias del escultismo que hacen que al niño en preparación le quede más claro lo que representa la Eucaristía. Esto se realiza en sesiones que se llevan a cabo en campamentos, en la última de las cuales, al llegar la noche, se hace algo que llamamos “Contemplación de Dios”, en donde el niño mira a cielo abierto la maravilla de la creación, además de que se le guía a la reflexión sobre el paso que está a punto de dar al cumplir con el Sacramento”.

En el mismo sentido, Salvador Mendiola explica que lo anterior también es una preparación para que en sus actividades como scouts puedan conducirse bajo principios cristianos. “Durante los campamentos se construye todo el altar, utilizando palos y amarres que los mismos niños han aprendido a hacer, la figura de Cristo se sujeta con cuerdas sobre dos troncos y se colocan además unos candelabros especiales de flor de lis; esto con el fin de que su experiencia sea lo más acorde con la Eucaristía y al mismo tiempo contenga los simbolismos scouts”. 

Finalmente, Salvador Mendiola refiere que el movimiento escultista a nivel mundial tiene tres ejes fundamentales: Dios, patria y hogar. “En el primero se hace mucho énfasis en profesar una religión, respetando siempre la confesión del niño que ingrese; cabe señalar que las juntas de todos los grupos de scouts a nivel internacional comienzan siempre con la oración scout, en la que se pide al Señor que nos ilumine; se trata de la oración de San Ignacio de Loyola, que el padre Jacques Sevin, fundador de la primera comunidad scout en Francia, instituyó para los grupos escultistas a inicios del siglo XX. El escultismo es toda una forma de vida, que, apalancada de principios cristianas, nos da una gran razón para vivir”.
Escrito y/o Publicado por:

SIAME
Sistema Informativo de la Arquidiócesis de México
http://www.siame.mx/
contacto@desdelafe.mx
Otros Artículos »
AVISO LEGAL: Los textos publicados en este sitio han sido, en su mayoría, elaborados por "DESDE LA FE", publicación semanal editada por la Arquidiócesis Primada de México, A.R. y coordinada por el Departamento de Comunicación Social de la Arquidiócesis de México (COSAM) titular de los derechos de autor y explotación económica. Los textos, imágenes y vídeos publicados de terceros pueden estar sujetos a restricciones establecidas por los titulares de los derechos, en estos casos, su publicación estará acompañada de la fuente. Los contenidos elaborados por "DESDE LA FE" son libres de reproducir para fines de divulgación y promoción, con la única obligación de citar como fuente de proveniencia www.desdelafe.mx. Se prohíbe cualquier uso para fines comerciales o de explotación patrimonial.