Órgano de Información de la Arquidiócesis de México

Vida Arquidiocesana



En el Arzobispado de México
-
Disminuir Texto Aumentar Texto Enviar por Email Imprimir
Después de haber sido visitador apostólico de los seminarios diocesanos y religiosos de México, mientras fungía como obispo de Tehuacán, el ahora cardenal Norberto Rivera Carrera recibió una nueva encomienda de san Juan Pablo II, quien lo designó el 13 de junio de 1995 como Arzobispo de México, en sustitución del cardenal Ernesto Corripio Ahumada, quien se encontraba enfermo.

El cardenal Rivera Carrera se trasladó a la Ciudad de México el 23 de julio del mismo año, tras una emotiva despedida que le hicieron en la Diócesis de Tehuacán, de donde fue obispo durante casi diez años. Como el 34 sucesor de Fray Juan de Zumárraga, primer obispo de México, tomó posesión de la Catedral Metropolitana, que aún se encontraba en proceso de restauración y nivelación mediante pilotes del subsuelo tras los sismos de 1985, y ese mismo día, por la tarde, fue a la Basílica de Guadalupe, donde encomendó su gobierno pastoral y su vida misma a la Virgen Morena del Tepeyac.

Como la llegada del Sr. Cardenal Rivera Carrera a la Arquidiócesis de México tuvo lugar tres años después de que concluyera el II Sínodo Arquidiocesano –que había sido convocado por el cardenal Corripio Ahumada, y que concluyó en 1992–, este documento le fue de gran utilidad y le ayudó a tomar decisiones importantes, pues reflejaba la experiencia y proyectos pastorales elaborados por unos 300 participantes del Sínodo, entre ellos: los obispos auxiliares, presbíteros, diáconos, miembros de la vida consagrada y laicos comprometidos con la Iglesia y el Evangelio.

Uno de los asuntos más urgentes que tuvo que enfrentar fue la restauración y equipamiento del edificio curial, que también había sufrido algún daño en los sismos de 1985, de modo que una vez terminados estos trabajos, albergó ahí las oficinas de la mayor parte de las pastorales de la Arquidiócesis de México. 

Desde abril de 1993 a 1995, el Card. Rivera Carrera dirigió la Sección de Familia del CELAM, tema en el que ha involucrado todo su gobierno pastoral, al punto de que en enero del 2009, la Arquidiócesis de México sería la sede el VI Encuentro Mundial de las Familias, durante el pontificado de Benedicto XVI.

Durante el Jubileo del Año 2000, estableció la Misión Permanente para la Arquidiócesis, iniciativa que se recomendaría para todo el continente americano durante la reunión de obispos que tuvo lugar en Aparecida, Brasil, de modo que la experiencia mexicana pudo ser transmitida en una de sus sesiones.

La primera visita pastoral que realizó el cardenal Rivera Carrera, por todas las parroquias, rectorías y capillas de la Arquidiócesis de México, dio inicio pocos días después de su llegada, y al mismo tiempo, fue consolidando las ocho vicarías episcopales que ya existían y que tienen cabida en la Ciudad de México. 

El 16 de noviembre de 1997 asistió a la Asamblea Especial para América del Sínodo de los Obispos, en el Vaticano, y el 18 de enero de 1998, Juan Pablo II lo creó cardenal presbítero; recibió la birreta roja y el título de S. Francesco d'Assisi a Ripa Grande, en el consistorio del 21 de febrero del mismo año. 

Ya como Cardenal, asistió a la X Asamblea Ordinaria del Sínodo Mundial de los Obispos, Ciudad del Vaticano, del 30 de septiembre al 27 de octubre de 2001.

Cabe mencionar que en estos primeros años de su gobierno pastoral, el Sagrario Metropolitano, la parroquia del Centro Histórico, que había permanecido cerrado durante una década, fue abierto nuevamente en agosto de 2001 y también la Antigua Basílica de Guadalupe (Templo Expiatorio de Cristo Rey) que estuvo cerrado desde 1976 hasta el 5 de mayo del 2000, cuando el cardenal Rivera Carrera lo reabrió al culto eucarístico.

Escrito y/o Publicado por:

Carlos Villa Roiz
Periodista
http://www.desdelafe.mx/
contacto@desdelafe.mx
Otros Artículos »
AVISO LEGAL: Los textos publicados en este sitio han sido, en su mayoría, elaborados por "DESDE LA FE", publicación semanal editada por la Arquidiócesis Primada de México, A.R. y coordinada por el Departamento de Comunicación Social de la Arquidiócesis de México (COSAM) titular de los derechos de autor y explotación económica. Los textos, imágenes y vídeos publicados de terceros pueden estar sujetos a restricciones establecidas por los titulares de los derechos, en estos casos, su publicación estará acompañada de la fuente. Los contenidos elaborados por "DESDE LA FE" son libres de reproducir para fines de divulgación y promoción, con la única obligación de citar como fuente de proveniencia www.desdelafe.mx. Se prohíbe cualquier uso para fines comerciales o de explotación patrimonial.