Órgano de Información de la Arquidiócesis de México

Vida Arquidiocesana



Miguel Ángel en Bellas Artes
-
Disminuir Texto Aumentar Texto Enviar por Email Imprimir
“En la obra de Miguel Ángel Buonarroti se conjugan dos elementos: su gran capacidad artística y su fe; ambas se mezclaron en su persona para crear obras no solamente relevantes desde el punto de vista artístico, sino universalmente perfectas, como es el caso de la Capilla Sixtina”, explicó el Sr. Francesco Buranelli, ex director de los Museos Vaticanos y curador de la exposición “Miguel Ángel Buonarroti, un artista entre dos mundos”, que se presenta en el Palacio de Bellas Artes de México.
Entrevistado por Desde la fe, Buranelli dijo que Miguel Ángel fue sin duda un gran exponente del Renacimiento, “un gran artista, pero además, fue un hombre de fe y a través del tiempo, con su obra, ha sabido transmitir a los hombres de otras épocas ambas facetas de su genio”. 
“La fe es un don que los hombres tienen o no tienen. No está ligada con el arte… Yo conozco a muchos artistas que tienen fe, pero que no saben pintar como él. También hay artistas que no tienen fe pero que crean obras formidables bajo la influencia de una luz invisible, pero ellos no tienen el valor de llamarla Dios, aunque en este resplandor se puede descubrir a Dios”, dijo. 
Explicó que “el arte del Renacimiento mira o está enfocado hacia la naturaleza y trata de representarla en la grandeza de la creación… Miguel Ángel tenía fe y va más allá de esta visión. Alcanza el segundo Renacimiento en el cual explora el alma del hombre y la luz interna que todos los hombres tenían, tienen y tendrán”, dijo el especialista.
Al referirse a la Capilla Sixtina, el ex director de los Museos Vaticanos dijo que “es una obra universalmente perfecta y que no solamente es relevante desde el punto de vista artístico, sino porque supo captar al hombre en su drama. El Juicio Final, en donde los muertos resucitan de sus tumbas, los castigados son condenados al infierno y la mirada de Cristo es una mirada severa. La Virgen, atemorizada, se oculta en su manto, pero la obra del Juicio Final sigue siendo una obra muy actual, y la prueba la tenemos con Juan Pablo II, quien se inspiró en esta obra para desarrollar la teología del cuerpo humano. Los Papas del Renacimiento se habían escandalizado y habían pedido cubrir con ropa las imágenes desnudas del Juicio Final”… “la teología del cuerpo humano de Juan Pablo II nos dice que nosotros somos creaturas de Dios y que no debemos tener miedo a nuestro cuerpo, y allí está la actualidad de la fe de Miguel Ángel”, comentó. 
La exposición consta de 29 obras del artista florentino, y de 45 piezas de artistas cercanos a Buonarroti, como es el caso de Rafael Sanzio o Giorgio Vasari. En la exposición se presentan diversas esculturas, entre ellas una réplica en mármol de La Piedad; El Cristo Portacroce que se presenta por primera vez fuera de Italia, y El David-Apollo.
También destacan los dibujos y bocetos originales realizados entre 1508 y 1510, y que sirvieron como preparación para las pinturas de la bóveda de la Capilla Sixtina, así como algunas cartas del artista.
Estas obras provienen de varios museos europeos, entre ellos: la Casa Buonarroti, la Galleria degli Uffizi, Musei Capitolini, Museo di Roma, Museo Nazionale del Bargello, y se complementan con obras de artistas americanos en quienes la obra de Miguel Ángel ejerció influencia, las cuales se hallan de ordinario en museos mexicanos como el Museo Nacional de Arte, Museo Nacional de San Carlos, la Parroquia de San Bernardino de Siena de Xochimilco, y el Archivo General de la Nación, entre otros.
Por su parte, Miguel Fernández Félix, Director del Museo del Palacio de Bellas Artes, comentó en entrevista que “esta exposición marca también la influencia miguelanesca, sobre todo desde finales del siglo XVI, con artistas como Andrés de Concha, Baltazar de Echave Orio, que realizan obras en México con influencia iconográfica directa de Miguel Ángel Buonarroti”.  
Esta muestra ha sido calificada como “la primera magna exposición que reúne una selección de obras probablemente nunca igualada en América Latina”, y es un gran esfuerzo de Conaculta y del INBA, bajo la tutela del Lic. Rafael Tovar y de Teresa, y de María Cristina García Cepeda, respectivamente. Fue inaugurada el pasado viernes 26 de junio y permanecerá hasta el 27 de septiembre. 

Escrito y/o Publicado por:

"Desde la Fe" Redacción
Semanario "Desde la Fe"
http://www.desdelafe.mx/
contacto@desdelafe.mx
Otros Artículos »
AVISO LEGAL: Los textos publicados en este sitio han sido, en su mayoría, elaborados por "DESDE LA FE", publicación semanal editada por la Arquidiócesis Primada de México, A.R. y coordinada por el Departamento de Comunicación Social de la Arquidiócesis de México (COSAM) titular de los derechos de autor y explotación económica. Los textos, imágenes y vídeos publicados de terceros pueden estar sujetos a restricciones establecidas por los titulares de los derechos, en estos casos, su publicación estará acompañada de la fuente. Los contenidos elaborados por "DESDE LA FE" son libres de reproducir para fines de divulgación y promoción, con la única obligación de citar como fuente de proveniencia www.desdelafe.mx. Se prohíbe cualquier uso para fines comerciales o de explotación patrimonial.