Órgano de Información de la Arquidiócesis de México

Vida Arquidiocesana



Festiva multitud celebra a Jesús-Eucaristía
-
Disminuir Texto Aumentar Texto Enviar por Email Imprimir
El pasado 4 de junio, llegada la hora para recibir al Rey de reyes, el gris del cielo cambió al azul, y la mañana se llenó de sol; un coro juvenil, bajo la tutela del diácono Javier Francisco Barrera, daba una fervorosa bienvenida a Jesús-Eucaristía con el canto Aclama al Señor, tierra entera, e iniciaba así la Misa presidida por el Card. Norberto Rivera Carrera con motivo de la Solemnidad de Corpus Christi, que se lleva a cabo año con año para exaltar la Presencia Real de Jesús en el Sacramento de la Eucaristía.
Sacerdotes, seminaristas, religiosas y religiosos, músicos y chinelos, adoradores nocturnos, laicos y niños con atuendos de indígenas, participaron con fe y devoción de esta celebración eucarística oficiada al aire libre en la explanada de la Capilla de la Inmaculada Concepción (Plaza Tlaxcoque) –ubicada en el Centro Histórico– previo a la multitudinaria procesión que se realizaría para acompañar a Jesús Sacramentado hasta el Altar Mayor de la Catedral Metropolitana, a la cual el Card. Rivera Carrera llamaría a todos a participar “con alegría, pero también dejando resonar en nuestros corazones las palabras del Señor Jesús: ‘Este es mi Cuerpo y esta es mi Sangre’, poniendo en Él nuestra mirada y pidiéndole acudir en nuestra ayuda para detener los males que nos aquejan como sociedad. 
De esta manera, y bajo ese sol en pleno, la banda de músicos y los chinelos, contratados como todos los años por la Parroquia de Bernardino de Siena (en Xochimilco) se dispusieron para ir al frente de la gran procesión, contagiando de alegría a los paseantes del Centro Histórico; los primeros con sus instrumentos de viento y percusiones, los segundos con sus sobreros de plumas, sus máscaras barbadas y sus bailes característicos, llenos de giros y saltos, con los que celebraban “la permanencia de Cristo entre los hombres”, como ellos mismos señalaron. 
Tras ellos, avanzarían las religiosas, los religiosos y los seminaristas de la Arquidiócesis de México, quienes también participaban con entusiasmo de esta emotiva fiesta, y después los abanderados de la Adoración Nocturna, sobre quienes despuntaba radiante el Santísimo Sacramento, custodiado por miembros de la Escuela de Pastoral y numerosos fieles que llevaban a sus niños vestidos de indígenas, como representación de los antiguos campesinos y comerciantes de nuestro país que traían sus mercancías a lomo de mula como ofrenda a Jesús-Eucaristía, una tradición que se remonta hacia el año 1526. 
Durante el recorrido, los participantes de esta procesión harían paradas en los llamados “lugares de las posas” –San Jerónimo, Mesones, República de Uruguay y Corregidora–, para dar gracias a Dios por haber dejado entre nosotros a su Hijo, “a Cristo que es Maestro y Salvador, Mesías y Enviado, Buena Noticia, Médico de los enfermos, Palabra de Verdad, Luz de los pueblos, Pan bajado del cielo y Presencia permanentemente entre nosotros”. Tras cada una de las paradas, vivas, vítores y cantos reanudaban el camino de la gente entregada en adoración a Jesús Sacramentado, quien, después de una hora de trayecto, llegaría a su destino y sería recibido esta vez por el clamor de las campanas de la Catedral, que repicaban alegres por su llegada. 
Antes de llevar a Jesús Eucaristía hacia el Altar Mayor de la Catedral, el presbiterio arquidiocesano y la comunidad de fieles pidieron a Dios por el Card. Rivera Carrera, quien está por cumplir 20 años de servicio pastoral en la Arquidiócesis de México; por los sacerdotes, religiosos, ministros y el pueblo fiel, quienes han participado en el Cuerpo y la Sangre de Cristo, así como por el Año Santo de la Misericordia y el Congreso Eucarístico 2016.

Escrito y/o Publicado por:

"Desde la Fe" Redacción
Semanario "Desde la Fe"
http://www.desdelafe.mx/
contacto@desdelafe.mx
Otros Artículos »
AVISO LEGAL: Los textos publicados en este sitio han sido, en su mayoría, elaborados por "DESDE LA FE", publicación semanal editada por la Arquidiócesis Primada de México, A.R. y coordinada por el Departamento de Comunicación Social de la Arquidiócesis de México (COSAM) titular de los derechos de autor y explotación económica. Los textos, imágenes y vídeos publicados de terceros pueden estar sujetos a restricciones establecidas por los titulares de los derechos, en estos casos, su publicación estará acompañada de la fuente. Los contenidos elaborados por "DESDE LA FE" son libres de reproducir para fines de divulgación y promoción, con la única obligación de citar como fuente de proveniencia www.desdelafe.mx. Se prohíbe cualquier uso para fines comerciales o de explotación patrimonial.