Órgano de Información de la Arquidiócesis de México

Vida Arquidiocesana



Es tiempo de reanudar el compromiso evangelizador
-
Disminuir Texto Aumentar Texto Enviar por Email Imprimir

 

·      Durante la ceremonia de felicitación al Card. Norberto Rivera Carrera por el XXIX aniversario de su ordenación episcopal, Fr. David Díaz Corrales le pidió animar a la Iglesia en su tarea de brindar esperanza.

 

 “La Navidad es una clara invitación a vivir la esperanza. Al contemplar el portal de Belén, la Iglesia debe reanudar su compromiso evangelizador, que debe llevarnos a todos a ser agentes de esperanza para nuestra sociedad. Hoy la esperanza se hace urgente, se hace un compromiso ineludible”.

Este fue el mensaje previo a la Navidad que dio Fray David Díaz Corrales, Vicario Episcopal de la Vida Consagrada del Arzobispado de México, durante la ceremonia de felicitación al Sr. Cardenal Norberto Rivera Carrera por el XXIX aniversario de su ordenación episcopal.

“Sr. Cardenal, queremos pedirle nos anime en esta tarea, nos exhorte en medio de las crisis y problemas a no perder la esperanza, aún contra toda esperanza, nos ayude a vislumbrar aquello que decía el poeta, que sin esperanza no hay camino, no hay meta, no hay dinamismo ni sentido en la vida. Estamos en la época de la esperanza y tenemos que ser portadores de ella para nuestras familias, para nuestros jóvenes y para nuestros niños de manera muy especial”, dijo.

Luego se refirió al Año dedicado a la Vida Consagrada, decretado por el Papa Francisco: “No es un año exclusivamente dedicado a la vida consagrada, es un año de la Iglesia y para la Iglesia, en el que, de manera muy especial, a los consagrados se les invita a reflexionar sobre la propia vocación e identidad”.

Fray David Díaz recordó que el Santo Padre ha recomendado trabajar tres dimensiones de la vida consagrada, desde las cuales se puede enriquecer la Iglesia:

1) Reflexionar sobre “nuestra consagración, que es el aspecto vital que nos centra y nos dinamiza”; pero también recordó que todos los fieles en la Iglesia están consagrados por el bautismo.

2) Reflexionar “sobre la comunión, que es nuestro ambiente específico. El Papa nos pide hacer de la comunidad un lugar de gozo y de menos conflicto, que se convierta en un signo de posibilidad para la fraternidad universal”; y

3) “Salir de la caverna de nuestras oscuridades. Tenemos que abrir las puertas para entrar en este proceso de Iglesia en salida, del que nos habla en su exhortación apostólica sobre la Alegría del Evangelio.” 

Finalmente, Fray David Díaz dijo que todos tenemos el deber de comunicar la alegría, que es un don del Espíritu Santo.

 

 

Escrito y/o Publicado por:

"Desde la Fe" Redacción
Semanario "Desde la Fe"
http://www.desdelafe.mx/
contacto@desdelafe.mx
Otros Artículos »
AVISO LEGAL: Los textos publicados en este sitio han sido, en su mayoría, elaborados por "DESDE LA FE", publicación semanal editada por la Arquidiócesis Primada de México, A.R. y coordinada por el Departamento de Comunicación Social de la Arquidiócesis de México (COSAM) titular de los derechos de autor y explotación económica. Los textos, imágenes y vídeos publicados de terceros pueden estar sujetos a restricciones establecidas por los titulares de los derechos, en estos casos, su publicación estará acompañada de la fuente. Los contenidos elaborados por "DESDE LA FE" son libres de reproducir para fines de divulgación y promoción, con la única obligación de citar como fuente de proveniencia www.desdelafe.mx. Se prohíbe cualquier uso para fines comerciales o de explotación patrimonial.