Órgano de Información de la Arquidiócesis de México

Nuestro Pastor



CARTA A LOS CATEQUISTAS DOMINGO DE LA ASCENSIÓN DEL SEÑOR 1º. DE JUNIO DE 2014
-
Disminuir Texto Aumentar Texto Enviar por Email Imprimir

CARTA A LOS CATEQUISTAS

DOMINGO DE LA ASCENSIÓN DEL SEÑOR

1º. DE JUNIO DE 2014

 

Estimados Catequistas:

            Como todos los años desde que comencé mi ministerio pastoral como Arzobispo de México, no he dejado de dedicarles unas palabras en este día en que nuestra Arquidiócesis celebra el día del Catequista, recordando que la catequesis es una de las tareas fundamentales del mandato misionero que escuchamos en la proclamación del Evangelio de este día “Me ha sido dado todo poder en el cielo y en la tierra. Vayan, pues, y hagan discípulos a todos los pueblos…, enseñándoles a cumplir todo cuanto yo les he mandado…” (Mt 28, 16-20).

            Creo que en este mandato misionero está la clave de la catequesis, en el sentido de que ésta por excelencia debe formar discípulos, enseñándoles a cumplir y a vivir lo que el Señor nos ha mandado. Esto me hace pensar en la necesidad de seguir renovando nuestra práctica catequística, todavía anclada a lo pre-sacramental, centrada en los niños que se preparan para los sacramentos. En el contexto de la Nueva Evangelización en la que nos ha puesto el Papa Francisco, con la Evangelii Gaudium, debemos seguir caminando, para que desde la Misión Permanente entendamos que la catequesis no se puede reducir a la recepción de los sacramentos, sino que toda ella está llamada a formar para toda la vida.

            En esta línea de renovación, es de llamar la atención que en el documento del Papa, al referirse a la catequesis subraye de ella su carácter kerigmático y mistagógico (Cfr. EG nn. 163-168), ya que, aunque lo propio de la catequesis es la Iniciación Cristiana, ésta no puede ser ajena a las etapas previas y posteriores. En una Nueva Evangelización que exige responder a los nuevos desafíos culturales, la catequesis tiene que ser repensada desde la Inspiración catecumenal y el consecuente proceso evangelizador, es por eso estimulante que el Papa se refiera a la urgencia de recuperar el necesario primer anuncio y la etapa permanente, como parte del proceso catequístico.

            Por eso, aliento e invito a los catequistas de nuestra Arquidiócesis a seguir formándose para responder a los nuevos retos que nos plantea nuestra cultura actual, para considerar la catequesis desde estas perspectivas; ahora que estoy en visita pastoral, me gustaría escuchar, no tanto el número de los que celebraron su Confirmación y su primera Eucaristía, sino cuántos continúan firmes en la perseverancia, integrados a la comunidad de fe correspondiente.

            Conozco que desde la Comisión Arquidiocesana de Catequesis, sumándose al llamado que hice a la Misión Juvenil “al encuentro de las nuevas generaciones”, están promoviendo un programa de catequesis con adolescentes, ahí está el camino para la continuidad, abramos ese espacio, la catequesis no termina con la celebración de los sacramentos sino que continúa atendiendo las otras etapas de la vida. Soy consciente de que esto no solo depende de Ustedes, necesitan del apoyo de nuestros sacerdotes, por eso a través de esta carta los invito también a ellos, primeros catequistas de sus comunidades, a estar abiertos a esta demanda.

            Desde este medio agradezco la presencia del catequeta Álvaro Ginel, sacerdote salesiano, que estuvo compartiendo sus experiencias e intuiciones sobre la catequesis en la XIII Semana Arquidiocesana de Catequesis, esperando que con sus enseñanzas sigamos avanzando en la renovación de nuestra práctica catequística para que siga respondiendo a los retos de la Nueva Evangelización.

            Queridos catequistas, reciban mi reconocimiento por el ministerio tan importante que realizan en esta Iglesia particular y cuenten con mi apoyo sincero para que sigan dando frutos en el crecimiento y maduración de la fe de niños, adolescentes, jóvenes, adultos, adultos mayores y personas con capacidades diferentes. Que el Señor, el buen pastor resucitado recompense todo su servicio.

 

 

 

+ Norberto Cardenal Rivera Carrera

Arzobispo Primado de México

Escrito y/o Publicado por:

"Desde la Fe" Redacción
Semanario "Desde la Fe"
http://www.desdelafe.mx/
contacto@desdelafe.mx
Otros Artículos »
AVISO LEGAL: Los textos publicados en este sitio han sido, en su mayoría, elaborados por "DESDE LA FE", publicación semanal editada por la Arquidiócesis Primada de México, A.R. y coordinada por el Departamento de Comunicación Social de la Arquidiócesis de México (COSAM) titular de los derechos de autor y explotación económica. Los textos, imágenes y vídeos publicados de terceros pueden estar sujetos a restricciones establecidas por los titulares de los derechos, en estos casos, su publicación estará acompañada de la fuente. Los contenidos elaborados por "DESDE LA FE" son libres de reproducir para fines de divulgación y promoción, con la única obligación de citar como fuente de proveniencia www.desdelafe.mx. Se prohíbe cualquier uso para fines comerciales o de explotación patrimonial.