Órgano de Información de la Arquidiócesis de México

Nuestro Pastor



Parroquias misioneras: pide el Card. Rivera Carrera
-
Disminuir Texto Aumentar Texto Enviar por Email Imprimir

Parroquias misioneras: pide el Card. Rivera Carrera

 

• “La Comunidad parroquial debe ser consciente de la responsabilidad de sembrar la semilla del Evangelio y después acompañar el desarrollo, crecimiento y maduración de los bautizados”.


Renovar y fortalecer las parroquias para enfrentar el urgente desafío de configurarse como una comunidad evangelizadora, capaz de propiciar el encuentro personal con Cristo y la conversión de los cristianos más alejados, empleando los métodos y las herramientas más eficaces y flexibles ante las nuevas y diversas circunstancias.

Este es el llamado que hace el Arzobispo de México, cardenal Norberto Rivera Carrera, en sus Orientaciones Pastorales 2014, a todo el presbiterio y miembros de las diferentes comunidades parroquiales de la Iglesia capitalina, a fin de que tomen conciencia de su “responsabilidad de sembrar la semilla del Evangelio y después acompañar el desarrollo, crecimiento y maduración de los bautizados”.

Para cumplir con este compromiso, el Sr. Arzobispo plantea la importancia de conformar parroquias misioneras, donde se dé prioridad al kerigma, se difunda una catequesis sistemática, se estructure y organice la formación de agentes, se tengan programas orientados a la búsqueda y acogida de los más alejados, con una acción evangelizadora personalizada, aplicando la estrategia de sectorización para la formación de pequeñas comunidades y una planeación pastoral en conjunto.

“Por sí misma y también asociada en el decanato, la parroquia tendría que facilitar el acceso de todos los bautizados a itinerarios de formación integral, sistemática, procesual y permanente, y así ofrecerles una adecuada capacitación para vivir su vocación específica y ejercer sus carismas a la Iglesia y en el mundo”, plantea.

Añade que para asumir su vocación de ser una escuela de fe, la parroquia requiere impulsar un ambiente de comunión, participación y corresponsabilidad, involucrando a todas las fuerzas de la comunidad, proceso que depende vitalmente del párroco.

“Parece haber llegado la hora de estudiar, conocer en detalles y poner en marcha diferentes tipos de parroquia o de instancias afines. La ciudad presenta realidades tan dispares y singulares que deben ser atendidas con estilos y formas pastorales que tengan consonancia y empatía para favorecer el encuentro”, enfatiza el Arzobispo de México.

Señala que algunas de estas alternativas ya son sugeridas en el Código de Derecho Canónigo, pero que también hay nuevas propuestas para explorar, como la experiencia de comunicación virtual a través de las redes sociales y la web sugerida en la apertura de la Misión Juvenil: Link 2013 y cuestiona:“¿Sería posible tender puentes de atención para esa comunidad juvenil virtual por medio de un ‘Portal parroquial’ en la web?

En lo que se refiere a la incorporación de los jóvenes, también invita a la utilizar la comunicación y la enseñanza recurriendo a instrumentos como: imagen, sonido, proyecciones y presentaciones, lo cual advierte no suple la acción del Espíritu Santo, “sino que es el mismo Espíritu el que nos está impulsando a hacer uso de estos recursos y a sembrar la fe”.

Las parroquias también deben impulsar programas para la promoción social de quienes sufren marginación, fomentar en toda la comunidad una conciencia de solidaridad y correspondencia por el bien común, así como sobre la importancia de cuidar y proteger el medio ambiente.

“Para ello, hay que generar una catequesis que forme para el servicio y la caridad, que es la principal manera de realizar la Misión. No desaprovechemos la gran oportunidad de atender a las familias que tienen hijos pequeños, involucrando activamente a los padres de familia en ese proceso educativo. Y realicemos nuestro mejor esfuerzo para estructurar y organizar la atención de los adolescentes, es un vacío que debemos revertir urgentemente”, manifiesta el Card. Rivera Carrera.

 

Que la Homilía comunique el Evangelio

También llama a los sacerdotes a renovar la confianza en la predicación, porque como expone el Papa Francisco en su exhortación apostólica Evangelii Gaudium, “La homilía es la piedra de toque para evaluar la cercanía y la capacidad de encuentro de un Pastor con su pueblo. De hecho, sabemos que los fieles le dan mucha importancia; y ellos, como los mismos ministros ordenados, muchas veces sufren, unos al escuchar y otros al predicar”.

Recuerda que “el predicador debe hablar al corazón del pueblo y hacerlo de corazón. Evangelizar con la síntesis de la fe, es decir, con la experiencia de amor que ha recibido del Padre. Hacer que el pueblo se sienta entre los dos abrazos del Padre: el recibido el día del Bautismo y el de la misericordia, con el que nos espera en la gloria”.

 

 

 

Escrito y/o Publicado por:

"Desde la Fe" Redacción
Semanario "Desde la Fe"
http://www.desdelafe.mx/
contacto@desdelafe.mx
Otros Artículos »
AVISO LEGAL: Los textos publicados en este sitio han sido, en su mayoría, elaborados por "DESDE LA FE", publicación semanal editada por la Arquidiócesis Primada de México, A.R. y coordinada por el Departamento de Comunicación Social de la Arquidiócesis de México (COSAM) titular de los derechos de autor y explotación económica. Los textos, imágenes y vídeos publicados de terceros pueden estar sujetos a restricciones establecidas por los titulares de los derechos, en estos casos, su publicación estará acompañada de la fuente. Los contenidos elaborados por "DESDE LA FE" son libres de reproducir para fines de divulgación y promoción, con la única obligación de citar como fuente de proveniencia www.desdelafe.mx. Se prohíbe cualquier uso para fines comerciales o de explotación patrimonial.