Órgano de Información de la Arquidiócesis de México

Nuestro Pastor



“La misión nos apremia”: Card. Rivera Carrera
-
Disminuir Texto Aumentar Texto Enviar por Email Imprimir

• Miles de fieles participaron el sábado 11 de enero en la Peregrinación Anual de la Arquidiócesis de México a la Basílica de Guadalupe.

 

Congregados por el Espíritu Santo, unos 30 mil fieles capitalinos peregrinaron el pasado sábado 11 de enero a la Basílica de Guadalupe, presididos por el arzobispo de México, cardenal Norberto Rivera Carrera, con el objetivo de ofrecerle un tributo de amor a la Virgen Morena, poner a sus pies los dones recibidos, implorar su protección, reavivar su fe y encomendarle la “Renovación de la Misión Permanente”.

De esta manera, la Iglesia en la Ciudad de México abrió oficialmente el ciclo de peregrinaciones que durante todo el año realizan las diócesis de todo el país al Santuario Mariano más visitado del mundo.

Desde muy temprano, cientos de feligreses procedentes de diferentes partes de la ciudad, vistiendo ropa con los colores representativos de cada una de sus Vicarías Episcopales, comenzaron a llegar al punto de reunión en la ex glorieta de Peralvillo, encabezados por sus respectivos Obispos Auxiliares.

En medio de un ambiente lleno de entusiasmo, con porras, cantos y tambores, en punto de las 9:00 horas se dio el banderazo de salida de la peregrinación. A la cabeza –como desde hace 18 años– el Card. Rivera Carrera dirigió el rezo del Santo Rosario, en el que se pidió especialmente por la renovación de la Misión Permanente en la Arquidiócesis de México.

También se oró por los adultos mayores, los enfermos y discapacitados, los pobres, los que han perdido todo a causa de las guerras, la violencia o los males naturales. También por los jóvenes, los niños, por aquellos que han extraviado la esperanza o se encuentran atrapados en los vicios, y los adolescentes que han perdido el rumbo de su vida a causa del consumismo o el libertinaje.

Además se elevaron plegarias para que todos los católicos, especialmente los adolescentes y jóvenes, vivan con intensidad su fe, la fortalezcan y la renueven para que se conviertan en promotores y defensores del Evangelio de la vida y se den abundantes frutos de santidad.

“Con fe y esperanza y un corazón misionero”, de acuerdo con el tema de la Peregrinación 2014, los fieles capitalinos caminaron al encuentro del Señor y de su Santísima Madre.

A las puertas de la casa de la Virgen Morena, el Arzobispo de México y los peregrinos fueron recibidos por el rector del Santuario, Mons. Enrique Glennie Graue y el Cabildo Guadalupano.

Poco a poco se dio paso a los contingentes de cada una de las ocho Vicarías territoriales de la Arquidiócesis de México que anunciaban su llegada liberando globos de colores.

El atrio del Santuario Mariano lucía completamente abarrotado de fieles cuando el Card. Rivera Carrera, los Obispos Auxiliares, el Cabildo Guadalupano, sacerdotes y seminaristas iniciaron la procesión para dar paso a la celebración Eucarística.

Mons. Glennie Graue dio la bienvenida a todos fieles capitalinos implorando a Santa María de Guadalupe que “a cada uno de nosotros nos regale nuevas flores que se impregnen e impriman en la tilma de nuestro corazón”, y que “derrame sus bendiciones sobre cada uno de ustedes, sus familias, sus intereses y sus trabajos, y sobre todos los  proyectos pastorales de nuestra Arquidiócesis de México”.

Al pronunciar su mensaje, el Card. Rivera Carrera llamó a todo el presbiterio y a los fieles laicos a renovar su entusiasmo para participar activamente y con entrega en la renovación de la Misión Permanente para evangelizar a la ciudad.

“Favorecer este encuentro personal de Jesús con cada bautizado es una de las tareas más importantes que debe desarrollar nuestra Iglesia local, para ir haciendo efectivo su potencial evangelizador. Todos los que vivan la experiencia de conocer a Cristo Vivo, experimentarán el cambio de su interior”, dijo.

Recordó también que todo el esfuerzo y perseverancia que se tengan en la formación y capacitación para la misión tendrá su recompensa en un mayor y mejor testimonio, especialmente en los ambientes sociales y espacios públicos, lugares en donde se necesitan presencias cada vez más involucradas en acompañar los anhelos de los habitantes de la ciudad.

Al finalizar su homilía, el cardenal Rivera  pidió a la Virgen de Guadalupe, que nos ayude a decir nuestro ‘sí’, ante la urgencia de hacer resonar la Buena Noticia de Jesús. Que nos ayude a recibir del Espíritu la audacia de buscar nuevos caminos para que llegue a todos el don de la belleza que no se apaga”.

 

 

 

 

 

 

 

Escrito y/o Publicado por:

"Desde la Fe" Redacción
Semanario "Desde la Fe"
http://www.desdelafe.mx/
contacto@desdelafe.mx
Otros Artículos »
AVISO LEGAL: Los textos publicados en este sitio han sido, en su mayoría, elaborados por "DESDE LA FE", publicación semanal editada por la Arquidiócesis Primada de México, A.R. y coordinada por el Departamento de Comunicación Social de la Arquidiócesis de México (COSAM) titular de los derechos de autor y explotación económica. Los textos, imágenes y vídeos publicados de terceros pueden estar sujetos a restricciones establecidas por los titulares de los derechos, en estos casos, su publicación estará acompañada de la fuente. Los contenidos elaborados por "DESDE LA FE" son libres de reproducir para fines de divulgación y promoción, con la única obligación de citar como fuente de proveniencia www.desdelafe.mx. Se prohíbe cualquier uso para fines comerciales o de explotación patrimonial.