Órgano de Información de la Arquidiócesis de México

Nuestro Pastor



El mundo no es feliz porque no tiene a Dios: Card. Rivera
-
Disminuir Texto Aumentar Texto Enviar por Email Imprimir

Tras señalar que la palabra o la frase más oída en estos días es “felicidades” o “feliz  Navidad”, el cardenal Norberto Rivera Carrera aseguró que, no obstante, “el mundo no es feliz, pues el mundo sigue teniendo miedo y en los corazones anidan los odios”.

Advirtió que posiblemente esto se deba a que Dios no está cerca de los corazones de los seres humanos, “que nos empeñamos en ir por caminos que no son los de Dios, pues la felicidad radica en hacer de Dios el centro de nuestro corazón”.

Al celebrar el Domingo de la Sagrada Familia, el Arzobispo de México lamentó también que en la actualidad se recurra con toda facilidad al crimen del aborto, “que suprime la vida humana en el seno de su madre”.

Nuestra sociedad –añadió– también permite que se manche el alma de los niños con la violencia o con el abuso, y con gran indiferencia dejamos a los niños en el abandono: a veces el abandono que los transforma en niños en situación de calle, a veces el abandono que hace que crezcan solos sin nadie que los inculque los valores morales, o que los enseñe a amar a Dios y a dirigirse a él en la oración”.

“Tristemente vemos a niños que ya han sido iniciados en el camino de la droga o de la prostitución infantil por personas sin escrúpulos, incluso miembros de la misma familia. Niños que son obligados a la mendicidad para ponerlos al servicio de redes que los explotan y que entran en una cadena que les impide la superación laboral, social y humana a la que tienen derecho. Vemos a los niños ser objetos de la sociedad de consumo, que los empuja al materialismo, a tener lo que más dinero cuesta, lo que está más a la moda… vemos a los niños secos en su alma, pensando nada más en los éxitos materiales y no en lo que desde su corazón pueden compartir con los demás. Todo esto son amenazas en contra de la familia”, señaló.

Ante esta situación, el cardenal Rivera pidió llevar a la Sagrada Familia a nuestros hogares “como una señal de esperanza, como un consuelo luminoso para nuestras familias. Que Jesús, María y José siembren en nuestros hogares el amor, la comprensión y el respeto. Que la Sagrada Familia de Nazaret nos enseñe a hacer de Jesús el centro de nuestro hogar por medio de la oración sencilla hecha en casa y por medio de la Eucaristía compartida en familia cada domingo”. 

Escrito y/o Publicado por:

"Desde la Fe" Redacción
Semanario "Desde la Fe"
http://www.desdelafe.mx/
contacto@desdelafe.mx
Otros Artículos »
AVISO LEGAL: Los textos publicados en este sitio han sido, en su mayoría, elaborados por "DESDE LA FE", publicación semanal editada por la Arquidiócesis Primada de México, A.R. y coordinada por el Departamento de Comunicación Social de la Arquidiócesis de México (COSAM) titular de los derechos de autor y explotación económica. Los textos, imágenes y vídeos publicados de terceros pueden estar sujetos a restricciones establecidas por los titulares de los derechos, en estos casos, su publicación estará acompañada de la fuente. Los contenidos elaborados por "DESDE LA FE" son libres de reproducir para fines de divulgación y promoción, con la única obligación de citar como fuente de proveniencia www.desdelafe.mx. Se prohíbe cualquier uso para fines comerciales o de explotación patrimonial.