Órgano de Información de la Arquidiócesis de México

Nuestro Pastor



Catedral Metropolitana de México,símbolo de la fe que no puede esconderse
-
Disminuir Texto Aumentar Texto Enviar por Email Imprimir

Mensaje del Arzobispo de México, Sr. Cardenal Norberto Rivera Carrera, con motivo del concierto de clausura por el bicentenario de la terminación de la Catedral Metropolitana de México.

28 de noviembre de 2013

 

Fue en medio de una época convulsionada, en junio de 1813, cuando el gran arquitecto valenciano, don Manuel Tolsá, dio término a los trabajos de edificación de la Catedral Metropolitana de México, monumento extraordinario de majestuosa belleza que hoy nos cobija para celebrar tan importante efeméride.

Esta monumental edificación, que es una de las catedrales más hermosas y grandes del mundo, no es una construcción para vanagloria de la Iglesia, sino que es, ante todo, una manifestación de fe, de amor profundo a Dios y a su Santísima Madre, la Virgen María en la advocación de su ascensión gloriosa a los cielos. Tampoco es sólo el triunfo del ingenio humano que en las condiciones más adversas cumplió el cometido casi imposible de levantar este monumental templo, sino que es una conquista de la esperanza cristiana que ve en esta iglesia, la Iglesia celestial, la nueva Jerusalén, de la que un día todos esperamos formar parte en la asamblea de los santos que dan gloria eterna a Dios.

La fe del Pueblo de Dios no es ni puede reducirse a un acto privado de la conciencia, pues la fe, por su naturaleza, busca expresarse, anunciarse, hacerse presente en los diversos ámbitos de la vida social, política y cultural, ya que la Buena Noticia de Jesucristo no es una luz para ser escondida; al contrario, debe ser puesta en lo alto para atraer a todos los hombres al amor de Dios, a la salvación que ofrece, a la belleza de su verdad, a la trascendencia que nos abre, a la paz que nos brinda.

La Catedral Metropolitana de México se levanta como símbolo de esa fe que no puede esconderse, que no debe quedar marginada de la vida nacional, que abre, por el contrario, sus puertas para todo aquel que quiera entrar, creyentes o no creyentes, a descubrir su belleza, su trascendencia, a hallar la paz que sólo en Dios se puede encontrar.

La fe, cuando es verdadera y profunda, se convierte en testimonio vivo de caridad y amor, pero también se manifiesta en la belleza, porque Dios, que es amor, es bello, es verdadero, y aquí, en la arquitectura y en la música sacras palpamos materialmente esa trascendencia, encontramos esa otra vía para llegar a Dios, la “vía pulchitudinis”, el camino de la belleza, que toca nuestras fibras más sensibles, que nos permiten experimentar el misterio de la persona, creada por Dios y destinada a contemplar la hermosura de su rostro, que al contemplarlo, seremos para siempre semejantes a Él.

Esta magnífica Iglesia donde se asienta la cátedra del Arzobispo de México, no sólo pertenece a los católicos, es una edificación que después de la expropiación de los bienes de la Iglesia, pertenece a todos los mexicanos, pues es una propiedad federal, en la que el Estado debe asumir su responsabilidad de garantizar su seguridad, cuidar su patrimonio y procurar su conservación. Las autoridades deben ser sensibles a la conservación de este magnífico patrimonio, sin escatimar recursos para su mantenimiento y lucimiento, pues amén de su valor histórico y arquitectónico, es junto con el Palacio Nacional y la Plaza de la Constitución, un icono nacional que nos enorgullece y nos identifica.

Sea este concierto ante todo un homenaje a María Santísima, a quién está dedicada esta suntuosa Catedral; un homenaje también a todos mis venerables antecesores que pastorearon con tanto amor esta Iglesia particular de la Arquidiócesis de México, que en otros tiempos abarcó hasta las Islas Filipinas. Sea un reconocimiento a los arquitectos y constructores, al Pueblo de Dios que generosamente contribuyó a esta edificación.

Escrito y/o Publicado por:

"Desde la Fe" Redacción
Semanario "Desde la Fe"
http://www.desdelafe.mx/
contacto@desdelafe.mx
Otros Artículos »
AVISO LEGAL: Los textos publicados en este sitio han sido, en su mayoría, elaborados por "DESDE LA FE", publicación semanal editada por la Arquidiócesis Primada de México, A.R. y coordinada por el Departamento de Comunicación Social de la Arquidiócesis de México (COSAM) titular de los derechos de autor y explotación económica. Los textos, imágenes y vídeos publicados de terceros pueden estar sujetos a restricciones establecidas por los titulares de los derechos, en estos casos, su publicación estará acompañada de la fuente. Los contenidos elaborados por "DESDE LA FE" son libres de reproducir para fines de divulgación y promoción, con la única obligación de citar como fuente de proveniencia www.desdelafe.mx. Se prohíbe cualquier uso para fines comerciales o de explotación patrimonial.