Órgano de Información de la Arquidiócesis de México

Nuestro Pastor



Juan Pablo II vuelve a la Catedral de México
-
Disminuir Texto Aumentar Texto Enviar por Email Imprimir

·         Una reliquia de primer grado estará expuesta por una semana en el templo.

Una reliquia de primer grado que contiene partículas de la sangre del beato Juan Pablo II, las cuales fueron tomadas de las vestimentas que llevaba puestas el Santo Padre el día en que sufrió el atentado en el Vaticano –mayo de 1982– será llevada el próximo domingo 8 de septiembre a la Catedral Metropolitana de la Ciudad México, durante la Misa de las 12:00 horas que celebra el cardenal Norberto Rivera Carrera, y estará expuesta para la veneración de los fieles durante una semana.

Esta reliquia está integrada a un relicario en forma de cruz, con algunas ventanas de cristal, que además contiene otras 150 reliquias de santos y beatos de la Iglesia Universal, entre las que destacan las de san Francisco de Asís, el Padre Pío de Pietrelcina, santa Faustina Kowalska, santa Teresita del Niño Jesús, santa Teresa de Ávila, santa Catarina de Siena, la beata Teresa de Calcuta y algunos santos y beatos mexicanos, como el Padre Pro, santo Toribio Romo y san Rafael Guízar y Valencia, entre otros.

Este relicario llegará a la Catedral de México en el marco de los festejos por el bicentenario de la terminación del templo, y pertenece a Unión de Voluntades, organización laical que durante varios años se ha dado a la tarea de conseguir estas reliquias, la mayor parte, de primer grado.

El relicario –llevado por algunos integrantes de Unión de Voluntades– estará cruzando, poco antes de las 12:00 horas, la Puerta Santa de la Catedral de México, misma que fue abierta de manera extraordinaria por el jubileo del bicentenario de la Catedral de México y que simboliza, entre otras cosas, el paso del mundo profano a lo sangrado.

Los fieles podrán aprovechar la estancia de estas reliquias en la Catedral para visitar el templo y ganar la Indulgencia Plenaria que el cardenal Norberto Rivera Carrera, arzobispo de México, ha concedido durante el jubileo.

Es necesario aclarar que para ganar la Indulgencia Plenaria –que es la remisión ante Dios de la pena temporal por los pecados, ya perdonados, en cuanto a la culpa, que un fiel consigue por mediación de la Iglesia– también es necesario cumplir con tres requisitos, que son: hacer una confesión profunda, comulgar el día en que se quiera ganar la indulgencia y orar por las intenciones del Papa, rezando un Padre Nuestro, un Ave María y un Gloria.

La presencia de este enorme relicario y de los propios fieles en la Catedral de México, congregará en el mismo templo a una parte de la Iglesia triunfante (los santos y beatos) y militante, en torno a Jesús Sacramentado.

Escrito y/o Publicado por:

"Desde la Fe" Redacción
Semanario "Desde la Fe"
http://www.desdelafe.mx/
contacto@desdelafe.mx
Otros Artículos »
AVISO LEGAL: Los textos publicados en este sitio han sido, en su mayoría, elaborados por "DESDE LA FE", publicación semanal editada por la Arquidiócesis Primada de México, A.R. y coordinada por el Departamento de Comunicación Social de la Arquidiócesis de México (COSAM) titular de los derechos de autor y explotación económica. Los textos, imágenes y vídeos publicados de terceros pueden estar sujetos a restricciones establecidas por los titulares de los derechos, en estos casos, su publicación estará acompañada de la fuente. Los contenidos elaborados por "DESDE LA FE" son libres de reproducir para fines de divulgación y promoción, con la única obligación de citar como fuente de proveniencia www.desdelafe.mx. Se prohíbe cualquier uso para fines comerciales o de explotación patrimonial.