Órgano de Información de la Arquidiócesis de México

Nuestro Pastor



Todo listo para Corpus Christi 2013
-
Disminuir Texto Aumentar Texto Enviar por Email Imprimir
Este año la fiesta estará dedicada especialmente a los jóvenes, y los participantes podrán obtener la Indulgencia Plenaria.

Sacerdotes y fieles laicos de la Arquidiócesis de México –encabezados por el cardenal Norberto Rivera Carrera– celebrarán el próximo jueves 30 de mayo la Solemnidad de Corpus Christi (la fiesta del Cuerpo y la Sangre de Cristo), que este año tendrá una especial dedicación a los jóvenes, con motivo de la Misión Juvenil 2013 que se lleva a cabo en esta Iglesia capitalina.

Bajo el lema “Al encuentro de las nuevas generaciones”, cientos de fieles se reunirán en el Centro Histórico de la Ciudad de México para contemplar y meditar el gran misterio de la presencia real de Cristo en el Sacramento de la Eucaristía.

Con el objetivo de darle más realce a esta solemnidad y promover una mayor participación del Pueblo de Dios, este año podrán ganar la Indulgencia Plenaria por los pecados cometidos, todos aquellos participantes que vayan debidamente confesados, que comulguen sacramentalmente y recen según las intenciones del Santo Padre.

La celebración dará inicio a las 9:00 horas en la Plaza Tlaxcoaque (cerca del Metro Pino Suárez) con una oración cantada; a las 10:00 horas el Arzobispo de México presidirá la Misa Solemne, y después partirán en procesión con el Santísimo Sacramento rumbo al Zócalo capitalino.
Como ya es costumbre, también se dará la bendición a los niños y niñas que lleguen ataviados con trajes típicos, por lo que se invita a los papás a mantener viva esta bella tradición heredada de los indígenas que en la época de la colonia llegaban al centro de la ciudad con sus mejores vestimentas y sus productos del campo para agradecer a Dios sus bendiciones.

La fiesta de Corpus Christi es uno de los tres eventos masivos que realiza anualmente la Arquidiócesis de México. Los otros dos son la Peregrinación a la Basílica de Guadalupe y el Rosario Viviente, en los meses de enero y octubre, respectivamente.

Esta celebración se instituyó a mediados del siglo XIII como reacción a las herejías que negaban la presencia real de Cristo en la Eucaristía.

La tradición señala que esta fiesta se debe llevar a cabo el jueves siguiente a la octava de Pentecostés, por lo que la Arquidiócesis de México se prepara para celebrar dicha solemnidad, que durante muchos años se realizó al interior de la Catedral Metropolitana, y cuya procesión solemne fue rescatada y llevada nuevamente a las calles por el cardenal Norberto Rivera Carrera.
Escrito y/o Publicado por:

Zoila María Bustillo
Periodista
http://www.siame.mx/
contacto@desdelafe.mx
Otros Artículos »
AVISO LEGAL: Los textos publicados en este sitio han sido, en su mayoría, elaborados por "DESDE LA FE", publicación semanal editada por la Arquidiócesis Primada de México, A.R. y coordinada por el Departamento de Comunicación Social de la Arquidiócesis de México (COSAM) titular de los derechos de autor y explotación económica. Los textos, imágenes y vídeos publicados de terceros pueden estar sujetos a restricciones establecidas por los titulares de los derechos, en estos casos, su publicación estará acompañada de la fuente. Los contenidos elaborados por "DESDE LA FE" son libres de reproducir para fines de divulgación y promoción, con la única obligación de citar como fuente de proveniencia www.desdelafe.mx. Se prohíbe cualquier uso para fines comerciales o de explotación patrimonial.