Órgano de Información de la Arquidiócesis de México

Nuestro Pastor



Cierran Hermanas de la Caridad de María Inmaculada Año Jubilar
-
Disminuir Texto Aumentar Texto Enviar por Email Imprimir
El cardenal Rivera pidió al Señor que siga consolidando esta Congregación que atiende a enfermos, ancianos y niños necesitados.

El sábado 20 de abril, el cardenal Norberto Rivera Carrera celebró en la Basílica de Guadalupe la clausura del Año Jubilar de las Hermanas de la Caridad de María Inmaculada, que se llevó a cabo con motivo de un siglo de vida de dicha Congregación y el 150 aniversario del natalicio de su fundadora.

Durante la celebración Eucarística, se destacó el testimonio “generoso, abnegado y silencioso” de muchas hermanas que, a través del tiempo, han hecho historia en este instituto religioso, fundado en 1913 por Inés María Gasca Solórzano para servir a Dios en la persona de los enfermos, ancianos y niños.

En su homilía, el Arzobispo de México –quien estuvo acompañado por Mons. Carlos Briseño Arch, obispo auxiliar para la II Vicaría Episcopal, y el rector de la Basílica, Mons. Enrique Glennie–, llamó a esta Congregación a crecer aún más, y explicó que para ello se necesita “un verdadero esfuerzo, una verdadera estrategia vocacional, un programa de formación continua, y mostrar esos carismas que el espíritu de Dios les concedió para ponerlos a disposición de la comunidad, sobre todo, el carisma del amor y del servicio”.

El cardenal Norberto Rivera recordó que el Señor es lo más importante en una comunidad: “ustedes no se han reunido solamente para hacer un esfuerzo humano, para tener actividades y vivir las virtudes evangélicas, sino para vivir con el Señor, para estar con el Señor y permanecer con Él, porque si el Señor no edifica la casa, en vano trabajan los albañiles”.

Explicó también a las religiosas que la adhesión a Cristo debe ser siempre con plena libertad e incondicional. “Ustedes tienen que responder, libremente y sin ninguna atadura, sin condiciones humanas, simple y sencillamente porque quieren seguir al Señor, proclamar ante los demás que Él está en medio de ustedes y que es el amor de Él el que las mueve a servir a la comunidad”.

Al clausurar el Año Jubilar, el cardenal Rivera elevó sus oraciones a Dios para que siga consolidando esta Congregación, dando su paz y llamando a muchas mujeres para que, encontrándose con Dios, puedan prestar su servicio a la Iglesia. 

Actualmente, la obra de Inés María Gasca, inspirada hace cien años en la Basílica de Guadalupe, se ha extendido a varios estados de la República, y en el extranjero se encuentra en África, Italia y España, donde las religiosas prestan su servicio a los más necesitados en hospitales, asilos, albergues, centros de enseñanza y en la evangelización.

Escrito y/o Publicado por:

"Desde la Fe" Redacción
Semanario "Desde la Fe"
http://www.desdelafe.mx/
contacto@desdelafe.mx
Otros Artículos »
AVISO LEGAL: Los textos publicados en este sitio han sido, en su mayoría, elaborados por "DESDE LA FE", publicación semanal editada por la Arquidiócesis Primada de México, A.R. y coordinada por el Departamento de Comunicación Social de la Arquidiócesis de México (COSAM) titular de los derechos de autor y explotación económica. Los textos, imágenes y vídeos publicados de terceros pueden estar sujetos a restricciones establecidas por los titulares de los derechos, en estos casos, su publicación estará acompañada de la fuente. Los contenidos elaborados por "DESDE LA FE" son libres de reproducir para fines de divulgación y promoción, con la única obligación de citar como fuente de proveniencia www.desdelafe.mx. Se prohíbe cualquier uso para fines comerciales o de explotación patrimonial.