Semanario Católico de Información y Formación

Iglesia en el Mundo



¿Cómo puedo unirme más a María en este mes de mayo?
-
Disminuir Texto Aumentar Texto Enviar por Email Imprimir
Como señala el artículo principal, el mes de mayo está dedicado a la Virgen María. Aquí te proponemos algunas acciones que puedes realizar para venerarla y acercarte más a Ella”.

1. Profundiza en sus apariciones. 

Puedes leer un libro o ver una película sobre la Virgen de Fátima, Portugal; de Lourdes, Francia o del Tepeyac, México (La Guadalupana). En sus apariciones Ella nos ha dado diversos mensajes, todos relacionados con el amor que nos tiene a nosotros, sus hijos.

2. Medita en los cuatro dogmas sobre Ella.

a) Su inmaculada concepción: a la única mujer que Dios le permitió ser concebida y nacer sin pecado original fue a la Virgen María, porque iba a ser madre de Cristo.
b) Su maternidad divina: La Virgen María es verdadera madre humana de Jesucristo, el hijo de Dios.
c) Su perpetua virginidad: María concibió por obra del Espíritu Santo, por lo que siempre permaneció virgen.
d) Su asunción a los cielos: La Virgen María, al final de su vida, fue subida en cuerpo y alma al Cielo.

3. Recuérdala y hónrala como tu Madre.

María nos cuida siempre y nos ayuda en todo lo que necesitemos. Ella nos ayuda a vencer la tentación y a conservar el estado de gracia y la amistad con Dios para poder llegar al Cielo. María es la Madre de la Iglesia.

4. Reflexiona en sus principales virtudes.

María era una mujer de profunda vida de oración, vivía siempre cerca de Dios. Era una mujer humilde, es decir, sencilla; era generosa, se olvidaba de sí misma para darse a los demás; tenía gran caridad, amaba y ayudaba a todos por igual; era servicial, atendía a José y a Jesús con amor; vivía con alegría; era paciente con su familia; sabía aceptar la voluntad de Dios en su vida.

5. Vive una devoción real a María.

Se trata de que nos esforcemos por vivir como hijos suyos. Esto significa:
a) Mirar a María como a una madre: platicarle todo lo que nos pasa: lo bueno y lo malo. Saber acudir a Ella en todo momento.
b) Demostrarle nuestro cariño: hacer lo que Ella espera de nosotros y recordarla a lo largo del día.
c) Confiar plenamente en ella: como madre, intercede siempre ante su Hijo por nuestras dificultades.
d) Llevarle flores: en las parroquias los grupos de catecismo se organizan para llevarle flores, pero también lo puedes hacer con tu familia en casa.

6. Imita sus virtudes.

Esta es la mejor manera de demostrarle nuestro amor.
Rezar en familia las oraciones especialmente dedicadas a María. La Iglesia nos ofrece bellas oraciones como la del Ángelus (que se acostumbra a rezar a mediodía), el Regina Caeli, la Consagración a María y el Rosario.

7. Cántale con mucho amor

Las canciones que hablan de Ella nos ayudan a recordar el inmenso amor de nuestra madre a nosotros, sus hijos. ¡Cántale en todo momento! En internet hay muchas listas de reproducción. Te compartimos el link de una de ellas. http://bit.ly/2ps8yR6

Con información de Catholic.net
Escrito y/o Publicado por:

COSAM

contacto@desdelafe.mx
Otros Artículos »
AVISO LEGAL: Los textos publicados en este sitio han sido, en su mayoría, elaborados por "DESDE LA FE", publicación semanal editada por la Arquidiócesis Primada de México, A.R. y coordinada por el Departamento de Comunicación Social de la Arquidiócesis de México (COSAM) titular de los derechos de autor y explotación económica. Los textos, imágenes y vídeos publicados de terceros pueden estar sujetos a restricciones establecidas por los titulares de los derechos, en estos casos, su publicación estará acompañada de la fuente. Los contenidos elaborados por "DESDE LA FE" son libres de reproducir para fines de divulgación y promoción, con la única obligación de citar como fuente de proveniencia www.desdelafe.mx. Se prohíbe cualquier uso para fines comerciales o de explotación patrimonial.